APOYO AYTO. GRANADA A SANTA BÁRBARA

El Ayuntamiento de Granada se compromete con UGT a llevar al pleno una moción de apoyo a la factoría de Santa Bárbara ante el ERE

La responsable provincial de UGT ha explicado que en el encuentro se ha solicitado al alcalde que traslade al Gobierno la necesidad de que evite estos despidos.

19/03/2013 |

Imagen noticia

El Ayuntamiento de Granada ha mostrado su apoyo a los trabajadores de la factoría de armamento Santa Bárbara ante el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado por la dirección del grupo en todo el territorio nacional y, de hecho, elevará un moción al próximo pleno en la que se respaldará la continuidad de la fábrica evitando los ajustes previstos. Así se ha puesto de manifiesto en la reunión mantenida este lunes entre el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y la secretaria general de UGT en Granada, Manuela Martínez, que ha acudido al encuentro junto con el secretario de la Federación de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT Granada, Francisco Ruiz-Ruano. Ambos se han dirigido al regidor para recabar apoyo, ya que en Granada este ERE puede suponer el despido de "nos 54 empleados de un total de 128, a lo que se sumaría un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

La responsable provincial de UGT ha explicado que en el encuentro se ha solicitado al alcalde que traslade al Gobierno la necesidad de que evite estos despidos, toda vez que esta empresa era de titularidad pública y fue vendida a Santa Bárbara Sistemas bajo unas condiciones que ahora se pretenden incumplir, dejando a la fábrica "tan mermada que sería como cerrarla".

En el caso concreto de Granada, Martínez ha defendido que esta factoría de armamento es uno de los pocos motores industriales que hay en la provincia y, por tanto, "no nos podemos permitir el lujo de perderla". "Nosotros apostamos por que no haya medidas traumáticas" como el despido, ha matizado la responsable provincial de UGT.

El alcalde de Granada les ha transmitido a ambos su apoyo a la factoría y les ha anunciado que esta postura se plasmará en una moción que se elevará al próximo pleno y que previsiblemente saldrá adelante con el respaldo de todos los grupos con representación en el consistorio: PP, PSOE, IU y UPyD.