Cae el número de ocupados andaluces en la construcción

Cae el número de ocupados andaluces en la construcción

A pesar de que los datos de la última encuesta de población activa apuntan a un incremento en el empleo, el número de ocupados en la construcción andaluza bajó en 2.500 personas. Solo creció el empleo en Málaga, Huelva y Almería.

24/10/2014 |

La federación reclama un Plan de Viviendas Sociales o un Programa de Rehabilitación Integral
La federación reclama un Plan de Viviendas Sociales o un Programa de Rehabilitación Integral

Los datos de la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre revelan que la población parada en Andalucía es de 1.419.100 personas, 18.800 personas más que en el trimestre anterior. Ha sido el sector terciario el que ha servido de motor creando empleo, seguido de la industria mientras que, por el contrario, se observan caídas de ocupación en la  agricultura la construcción.

En este último sector, el número de ocupados ha disminuido en 2.500 personas rompiendo la tendencia de los últimos trimestres donde parecía haberse recuperado un poco la actividad. Se ha reducido en provincias como Cádiz (-1.400), Córdoba (-1.500), Granada (-900), Jaén (-1.700) y Sevilla (-800) mientras que sube considerablemente en el resto de provincias andaluzas como Almería (+600), Huelva (+1.200) o Málaga (+2.000).

Para MCA-UGT Andalucía, los datos demuestran que no se hace nada en firme para recuperar el sector. Un sector que, como siempre ha defendido, tiene que volver a ser motor de recuperación  económica y pieza clave para el nuevo modelo productivo, basado en la industria. Por este motivo, la federación incide en reclamar a las distintas Administraciones mayor inversión pública y planes importantes como el de Rehabilitación íntegra de Viviendas o de Fomento de Alquiler.

MCA-UGT recuerda que consolidación de la creación de empleo de calidad está lejos de ser una realidad. A su juicio, son necesarios recursos para, mediante formación y empleo, impulsar el acceso a la contratación. No se trata sólo de bonificar o subvencionar contratos (hay que recordar que pueden estar recibiendo subvenciones empresas que de igual forma contratarían sin ayuda, es decir, con el efecto del peso muerto) sino mejorar la empleabilidad de las personas.