INAUGURACIÓN 5º CONGRESO MCA-UGT ANDALUCÍA

Manuel Jiménez: La construcciónn tiene que seguir teniendo un papel relevante en el desarrollo económico del país.

El Secretario General de MCA-UGT Andalucía ha pedido además un cambio en el modelo productivo del país, basado en una industria de calidad e innovación para competir con países de primer orden.

21/10/2013 |

Imagen noticia

Tras las intervenciones de los invitados institucionales y fraternales en la apertura del 5ª Congreso de MCA-UGT Andalucía, el Secretario General de MCA-UGT Andalucía, Manuel Jiménez, ha cerrado este primer acto agradeciendo la asistencia de todos los que ha respondido a la invitación de la federación. En sus palabras, "solo puedo tener gratitud para todos los que estáis aquí, haciendo fácil este congreso porque estamos entre compañeros y amigos".

Y esa gratitud la hizo extensiva a la ciudad de Linares por acoger este congreso, con el que MCA-UGT Andalucía quiere trasladar su apoyo y colaboración por la reactivación de esta comarca, eminentemente industrial". En sus palabras "tenemos que estar al lado de la gente que lo está pasando mal y, Jaén, es una de las provincias más sacudidas por la crisis y sobre todo de nuestros sectores. Los ladrillos en Bailen, la madera de Mancha Real o la industria de Linares; por eso tenemos que estar al lado de nuestra gente para dar soluciones y reivindicar trabajo".

Entre una de esas soluciones, quiso centrarse en la reactivación del sector de construcción "qaue sigue teniendo un papel muy relevante en la economía. No hay sector que genera empleo de manera tan inmeditata como la construcción" con la rehabilitación de vivienda energética, un plan de alquiler social o programa de mantenimiento de carreteras y fomento de obra pública. REcordó un momento histórico en que el presidente estadounidense Roosvelt impulsó de plan de estado para la construcción que logró relanzar la economía de EE.UU.  En este sentido hizo una llamada a CCOO y  los empresario para "ver si somos capaces de una vez de sentarnos para preparar una plan estratégico a corto-medio plazo de manera que cuando volvamos a otra crisis de similares características, no se produzca consecuencias tan devastadoras como en la actualidad".

En esta misma línea reclamó una política industrial coordinada y planificada (que integre a todos los sectores y territorios) para que sea motor económico, basado en un empleo de calidad y basado en I+D+i para poder competir realmente con países de primer nivel.

"Cerró su intervención con un mensaje: tenemos que estar orgullosos de ser de UGT. Decirlo en voz alta, que no nos callen. Somos importantes. Nadie va a poder con nosotros (guerra civil, dictadura). Y la UGT sois vosotros. Los 2.400 delegados electos, porque negociáis y defendéis convenios, la seguridad en el trabajo".