MCA alerta de los intereses reales de la ultraactividad y el descuelgue de convenios

MCA-UGT alerta de la tendencia perniciosa de los empresarios de descolgarse de los convenios.

Un total de 253 empresas andaluzas se han acogido a esta cláusula que permite al empresario modificar las condiciones laborales y económicas por debajo del convenio de referencia. Córdoba es la provincia andaluza con mayor número de empresas que no han aplicado el convenio, seguida de Málaga, Cádiz y Sevilla.

21/04/2014 |

Un total de 152 empresas del metal  se han acogido a esta cláusula que permite la nueva reforma laboral
Un total de 152 empresas del metal se han acogido a esta cláusula que permite la nueva reforma laboral

Metal, construcción y Afines, Federación de Industria, de UGT Andalucía ha hecho un llamamiento a la patronal de sus sectores para que retomen la negociación de sus convenios y se sienten a negociar, con el fin de mantener en vigor las actuales condiciones laborales de los miles de trabajadores en Andalucía.

Así lo ha transmitido el Secretario General de la federación andaluza, Manuel Jiménez, tras conocer los últimos datos de empresas de sus sectores que han decidido descolgarse del convenio de referencia, al amparo a la reforma laboral. Una práctica "perniciosa" que han seguido un total de 253 empresas andaluzas, casi la mitad de las registradas en toda España, "lo que da una idea de la ‘clase' de patronal que tenemos aquí en Andalucía", matizó Jiménez.

Córdoba es la provincia que lidera el ranking con 81 empresas, seguida de Málaga (58), Cádiz (36), Sevilla (26), Granada (25), Jaén (11), Almería (8) y Huelva (6). Por sectores, ha sido el de automoción el que ha registrado mayores descuelgues con 152 empresas (60%) localizadas mayormente en Málaga y Córdoba, seguida de 67 de construcción, 29 en madera, 2 en derivados de cemento, 2 en industrias extractivas, vidrio y cerámica y una en tajas y ladrillos.

 "Esto es lo que nos preocupa realmente de la reforma laboral; la facilidad que tienen  las empresas de descolgarse de los convenios de aplicación" ha  valorado Manuel Jiménez. "Estamos haciendo esfuerzos en estos sectores para que la premisa sea el mantenimiento del empleo y nos parece desleal por parte de los empresarios que estén utilizando la reforma de la manera más despiadada y se empobrezcan a los trabajadores". Ello supone una rebaja importante en sueldo y jornada para los trabajadores, muy por debajo de lo estipulado.

 

El responsable regional ha matizado que esta práctica se detecta en las empresas con pocos trabajadores, sin representación sindical "donde se elige a dedo a dos trabajadores para negociar y ponen el descuelgue encima de la mesa".

Ha criticado que hay empresas donde se trabaja incluso doce horas y no se cobra lo que marca el convenio. "Por tanto el tema del descuelgue no es para mantener el empleo a favor del trabajador sino para conservar los beneficios y el margen de riqueza para los empresarios. Lo que hay realmente es un trasvase de capital del trabajador al empresario, porque creación de empleo, cero patatero. Y lo peor es que esto no tiene visos de que cambie", sentenció.

 

Jiménez denunció también otro de los efectos negativos de la reforma laboral, como es el tema de la ultraactividad, que permite a los empresarios demorar la negociación con el fin de que decaigan los convenios y que los trabajadores se tengan que regir por el Estatuto de los Trabajadores y el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).  Precisamente eso es lo que ocurre con el convenio del metal del Granada, en fase judicial y pendiente de sentencia por parte del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.