MCA-UGT pide un plan de rehabilitación integral de vivienda para crear empleo

MCA-UGT pide un plan de rehabilitación integral de vivienda para crear empleo

La federación andaluza de UGT además denuncia la práctica empresarial de demorar la negociación colectiva para que decaigan los convenios y se aplique como norma el Estatuto de Trabajadores y con el Salario Mínimo Interprofesional.

21/05/2014 |

Manuel Jiménez (dcha) y su homóloga en Almería, Nani Rodríguez, analizan la sitúación laboral de los trabajadores de construcción en la provincia.
Manuel Jiménez (dcha) y su homóloga en Almería, Nani Rodríguez, analizan la sitúación laboral de los trabajadores de construcción en la provincia.

Metal, construcción y Afines, Federación de Industria, de UGT Andalucía ha reclamado un Plan Nacional de Rehabilitación de Viviendas de manera integral, como  revulsivo a la creación inmediata de empleo en el sector de construcción, y que complemente al Programa de Construcción Sostenible de la Junta de Andalucía, centrado únicamente en el ahorro energético.

Así lo ha manifestado esta mañana el Secretario General de MCA-UGT Andalucía, Manuel Jiménez, en un encuentro con los medios de Almería, para explicar las iniciativas sindicales para la reactivación económicas  de sus sectores. Jiménez valoró la medida de la Junta de Andalucía aunque lo consideró insuficiente “puesto que las estimaciones es que apenas generará unos 6.000 empleos y se trata solo de una rehabilitación sólo desde el punto de vista energético y no integral que es lo que nosotros reclamamos”. Según datos del sindicato, con el Plan Nacional de Rehabilitación  de Viviendas que la federación reclama desde hace años, se crearían entorno a 600.000 empleos directos por cada 200.000 viviendas anuales en España.

En los últimos seis años se han perdido en Andalucía 375.100 empleos en construcción (74.600 en Almería) debido a la crisis económica y al estallido de la llamada burbuja inmobiliaria, con el consiguiente “efecto arrastre” en sus subsectores como el de mármol (donde se han perdido más de 2.000 empleos y centenares de empresas), el cemento o el metal con 11.800 ocupados almerienses menos.

Ante esta situación,  Manuel Jiménez ha reclamado el importante papel del Estado y sus Administraciones para liderar la recuperación económica a través de planes específicos como el del Plan Integral del Agua, la mejora de las infraestructuras terrestres (sobre todo la ferroviaria), un programa de fomento de alquiler para jóvenes o una reforma energética que facilite una rebaja en el coste de la energía y contribuya a ganar competitividad a las empresas, además de una rebaja del recibo al ciudadano. En este sentido, criticó duramente el frenazo de las subvenciones a las renovables del Gobierno central, que ha provocado el cierre de numerosas empresas y el potencial de Almería como generadora de energía eólica y sus oportunidades futuras de empleo.

Por otro lado y respecto a la negociación colectiva, el responsable andaluz de MCA-UGT ha criticado duramente el bloqueo de los convenios en la provincia, principalmente el de canteras y serrerías de mármol, que se encuentra en fase judicial. Jiménez ha denunciado duramente la actitud de la patronal de utilizar la fórmula de la ultraactividad y el descuelgue de convenios (amparado por la reforma laboral) con el fin de hacer desaparecer las condiciones laborales. “Loque estamos viendo es que los empresarios intentan demorar la negociación con el fin de que decaigan los convenios y que los trabajadores se regirían por el Estatuto de los Trabajadores y el Salario Mínimo Interprofesional (SMI)”.  Precisamente eso es lo que ocurre con el convenio del metal del Granada, que tras sentencia desfavorable del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, ha convocado huelga indefinida en el metal a partir del 2 de junio.