MCA-UGT vuelve a ganar las elecciones en Renault después de 28 años siendo mayoría

MCA-UGT vuelve a ganar las elecciones en Renault después de 28 años siendo mayoría

El centro de Sevilla mantiene a sus seis delegados en unos comicios que rozaron el 86% de participación. Para la sección sindical de Renault estos resultados reflejan la confianza y compromiso de la plantilla con el trabajo realizado por UGT en estos duros años de recesión económica.

17/10/2014 |

El centro de Sevilla está especializado en la fabricación de cajas de cambios.
El centro de Sevilla está especializado en la fabricación de cajas de cambios.

Los trabajadores respaldan el trabajo realizado y el liderazgo de UGT que, desde la responsabilidad en la negociación, ha permitido mantener las fábricas abiertas, asegurar el empleo e incluso crear nuevos puestos de trabajo.

Tras 28 años de la primera mayoría conseguida en Renault, MCA-UGT ha vuelto a ganar las elecciones sindicales en el Grupo Renault, al obtener un total de 28 delegados, uno más que hace cuatro años, frente a los 27 de CCOO, 17 de CCP, 16 de CGT y de 2 TU. La victoria de UGT se ha cimentado fundamentalmente en los centros de Valladolid y Palencia, donde ha obtenido 5 delegados más que la segunda fuerza sindical.

Por su parte, el centro de Sevilla ha logrado mantener los seis delegados que tenía en el comité de empresa al obtener casi el 25% de los votos, siendo una de las fuerzas más votadas. La participación registrada fue del 85,87% lo que demuestra el compromiso e interés de la plantilla por una representaciónj sindical que defienda sus mejoras y derechos. Desde la sección sindical de MCA-UGT Renault han mostrado sus satisfacción por estos resultados, que reflejan la confianza y copmpromiso de los trabajadores con el trabajo realizado por UGT en estos duros años de recesión económica y que han logrado sortear, sin perjuicio a la plantilla.

Con este resultado los trabajadores del Grupo Renault han vuelto a dar su apoyo mayoritario al trabajo desarrollado por nuestros delegados y respaldado el liderazgo continuado de UGT que, desde la responsabilidad en la negociación, ha permitido mantener las fábricas abiertas, asegurar el empleo e incluso crear nuevos puestos de trabajo a pesar de la durísima crisis económica que seguimos padeciendo y manteniéndose en todo momento al margen de la reforma laboral del Gobierno del PP.