Un plan de rehabilitación integral de vivienda para recuperar el empleo en la construcción

Un plan de rehabilitación integral de vivienda para recuperar el empleo en la construcción

Manuel Jiménez presenta en Granada esta iniciativa sindical, que crearía entorno a 600.000 empleos directos por cada 200.000 viviendas anuales en España.

11/06/2014 |

Francisco Ruiz-Ruano y Manuel Jiménez (dcha) en la rueda de prensa
Francisco Ruiz-Ruano y Manuel Jiménez (dcha) en la rueda de prensa

La Federación de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT Andalucía ha reclamado hoy en Granada un Plan Nacional de Rehabilitación de Viviendas de manera integral, como  revulsivo a la creación inmediata de empleo en el sector de construcción, y que complemente al Programa de Construcción Sostenible de la Junta de Andalucía, centrado únicamente en el ahorro energético. Y es que  en los últimos seis años se han perdido en Andalucía 375.100 empleos en construcción (48.900 en Granada) debido a la crisis económica y al estallido de la llamada burbuja inmobiliaria, con el consiguiente efecto "arrastre" en sus subsectores como madera, mármol, o cemento. Por su parte el metal ha sufrido en Granada una pérdida de empleo del 50% (6.000 ocupados granadinos menos en este sector). 

Así lo ha manifestado esta mañana el Secretario General de MCA-UGT Andalucía, Manuel Jiménez, que tras valorar como positivo el Programa Andaluz, lo considera insuficiente puesto que las estimaciones es que apenas generará unos 6.000 empleos en toda la Comunidad Autónoma, y se trata de una rehabilitación sólo desde el punto de vista energético y no integral que es lo que UGT reclama. Según datos del sindicato, ha detallado Jiménez, con el Plan Nacional de Rehabilitación  de Viviendas que, se crearían entorno a 600.000 empleos directos por cada 200.000 viviendas anuales en España.

Ante esta situación,  el ugetista ha reclamado el importante papel del Estado y sus Administraciones para liderar la recuperación económica a través de planes específicos como el del Plan Integral del Agua, la mejora de las infraestructuras públicas, un programa de fomento de alquiler para jóvenes o una reforma energética que facilite una rebaja en el coste de la energía y contribuya a ganar competitividad a las empresas, además de una rebaja del recibo al ciudadano. En este sentido,  ha criticado duramente el frenazo de las subvenciones a las renovables del Gobierno central, que ha provocado el cierre de numerosas empresas y el potencial de Granada como generadora de energía eólica y sus oportunidades futuras de empleo.