Carmen Castilla se compromete a defender ante los gobiernos central y autonómico las reivindicaciones de las camareras de piso

Carmen Castilla se compromete a defender ante los gobiernos central y autonómico las reivindicaciones de las camareras de piso

La Secretaria General de UGT-A, Carmen Castilla, se ha comprometido hoy con el colectivo de las camareras de piso, a llevar sus reivindicaciones a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y a la Ministra de Trabajo, Fátima Báñez. La responsable de UGT-A se ha reunido, en la sede sindical, con representantes de las llamadas "Kellys" de las cuatro provincias andaluzas en las que están organizadas: Huelva, Granada, Málaga y Sevilla. Carmen Castilla asegura que la derogación de la reforma laboral ayudaría mucho a sus demandas, pero que mientras, se puede avanzar mucho en sus derechos.

16/05/2018 |

Imagen noticia

En total hay unas 30 mil Kellys en Andalucía, 200 mil en toda España, que se han hecho visibles gracias a que se han organizado y han conseguido el apoyo sindical, como el de UGT.

 

Un colectivo que sufre las peores condiciones laborales en el sector turístico, con salarios bajos que llegan a ser míseros, en algunos casos, desregularización de los contratos y abusos continuos por parte de algunas empresas que les hacen trabajar más horas hasta que no cumplan los objetivos, o que les impiden descansar, a veces hasta dos semanas seguidas, lo que provoca accidentes laborales y enfermedades.

 

Las camareras de piso exigen que se regularice el sector con contratos específicos según el V Acuerdo Laboral estatal de Hostelería, y no contratos de peón de limpieza o de otro tipo que no responden a su profesión; reconocimiento de enfermedades profesionales; jubilación anticipada por la dureza de su trabajo; que se impida la externalización que deteriora los salarios y las condiciones laborales; el blindaje de los convenios de hostelería; el aumento de inspectores y de visitas; así como el cumplimiento de las medidas obligatorias de Prevención de Riesgos Laborales.

 

También demandan las camareras de piso que se vincule la categoría de los hoteles a la calidad del trabajo que se genera en los mismos, para favorecer la mejora de la situación laboral de las trabajadoras y poder conseguir así mejores objetivos.