Casi 300 empresas andaluzas cerraron en noviembre, un 21,22% más que en el mes pasado

Casi 300 empresas andaluzas cerraron en noviembre, un 21,22% más que en el mes pasado

El undécimo mes del año concluyó con el cierre de 297 nuevas empresas andaluzas, lo que supone un incremento de un 21,22% con respecto a las disueltas el mes pasado (245) en un mes en el que, a nivel estatal, el dato también se incrementó en un 19,89%. De esta forma, en el conjunto del Estado, el número de sociedades disueltas en noviembre fue de 1.989 por lo que, 15 de cada 100 (14,93%) de las empresas disueltas son andaluzas, un porcentaje algo superior al registrado el mes pasado (14,77%).

10/01/2019 |

Imagen noticia

Si observamos la comparativa interanual, los datos andaluces son bastante más positivos. De esta forma, con respecto a noviembre de 2017, el número de sociedades disueltas en Andalucía ha sido un 3,9% menor a la cifra registrada por aquel entonces. Para el conjunto del Estado (9,9%), el porcentaje de incremento, en el número de empresas obligadas a echar el cierre, ha sido de casi el 10%.

En lo que a las empresas creadas se refiere, durante noviembre de 2018, en nuestra región vieron la luz 1.381 de las 7.974 que lo hicieron en el Estado, lo que supone un 17,32%. En Andalucía, el número de sociedades creadas registró un leve incremento del 2,30%, con respecto a las 1.350 que lo hicieron el mes pasado. Para el conjunto del Estado, la evolución mensual ha sido también positiva y se ha registrado un aumento del 3,22% en el número de empresas creadas (en octubre de 2018 el dato fue de 7.725 proyectos iniciados).

En términos interanuales, en esta ocasión salimos igualmente  favorecidos ya que, en Andalucía, el número de empresas creadas fue un 6,1% mayor a las que se registraron en el mismo mes del pasado año. Para el conjunto del Estado, el aumento interanual en la creación de empresas fue de un 3,3%, casi 3 puntos, por lo tanto, de diferencia con respecto al aumento en el número de empresas creadas en nuestra Comunidad Autónoma.

En cuanto al capital medio suscrito por las empresas creadas en este mes, la media andaluza (30.526 €) se situó por muy debajo de la estatal (38.330). La media autonómica se ha visto minorada en más de 4.000 euros por debajo del dato obtenido el mes pasado. Granada (86.818 €) y Almería (55.725 €) fueron las provincias con un capital medio suscrito más elevado. Por el contrario, Jaén (9.857 €) y Huelva (10.478 €) las de importe más reducido.

Por último, en el análisis provincial, destaca el hecho de que Málaga (510) y, en menor medida, Sevilla (310) continúan liderando los proyectos empresariales iniciados en noviembre con un 59,38% de los mismos. En sentido contrario, Jaén (42) y Huelva (69) volvieron a ser las provincias con menor creación de empresas en el undécimo mes del año.

En lo que a las empresas disueltas a nivel provincial se refiere, también en este apartado Málaga y Sevilla (107 y 75 respectivamente), se mantienen en las dos primeras posiciones mientras que Huelva (14) y Cádiz (15) fueron, en esta ocasión, donde menor número de empresas se disolvieron durante el mes de noviembre.

Con los datos de hoy, la cifra de empresas andaluzas que han sido incapaces de continuar haciendo frente a la situación económica, desde que se iniciara la crisis, asciende ya a 38.915. Aunque hemos asistido a una reducción del ritmo interanual al que venían creciendo el número de estas empresas cerradas, no podemos pasar por alto el elevadísimo incremento, de más del 21%,  con respecto a las cerradas el mes pasado.

La complicada situación por la que atraviesa el mercado laboral andaluz convierte en un auténtico drama el cierre de cada nueva empresa. En este sentido, cada pyme que no puede continuar con su actividad económica se traduce en nuevas familias que pasan a tener que enfrentarse al abismo del desempleo, especialmente dificultoso si tenemos en cuenta los problemas para generar empleo que tenemos, así como la precariedad de las condiciones laborales del poco que se crea.

De una vez por todas, la política sociolaboral tiene que pasar  jugar un papel protagonista en el seno del conjunto de la política económica de Europa, de España y, sobre todo, de Andalucía. Hay que derogar las dos últimas Reformas Laborales, apostar por la industrialización de nuestro modelo productivo y avanzar, a pasos agigantados, en términos de innovación y calidad en el empleo. Para lograrlo vamos a convocar cuantas movilizaciones sindicales sean necesarias hasta que recuperemos los derechos perdidos durante los últimos lustros.