El Primero de Mayo debe ser una gran bofetada de reivindicación, lucha y recuperación de derechos

El Primero de Mayo debe ser una gran bofetada de reivindicación, lucha y recuperación de derechos

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha afirmado que este Primero de Mayo "es fundamental para recuperar los derechos de este país. Queremos un Primero de Mayo con las calles llenas para situar los problemas de los ciudadanos. Una jornada por las libertades, para conseguir ser un país con un alto nivel democrático y solidario".

17/04/2018 |

Imagen noticia

Pepe Álvarez ha realizado estas declaraciones durante la rueda de prensa previa a la asamblea de delegados y delegadas de UGT en Cantabria, donde ha señalado que "este Primero de Mayo debe ser una gran bofetada de reivindicación, de lucha y de recuperación de derechos. De lo contrario, iremos a movilizaciones de alto nivel".

Para Álvarez, la reivindicación fundamental es que un país que crece "y va a seguir creciendo tiene que repartir la riqueza que genera. Hay que recuperar los salarios, las pensiones, el empleo, la igualdad, la sanidad, la educación o la dependencia".

Salarios, empleos y pensiones de calidad y con derechos

En este sentido, ha considerado que "los empresarios tienen que saber que los salarios son el elemento fundamental del reparto de la riqueza. Hay que cerrar un acuerdo de negociación colectiva que aumente los salarios, situando el salario mínimo por convenio en los 1.000, que ayudaría a los colectivos en peores condiciones, como jóvenes, mujer, migrantes…También hay que hablar de precariedad en el acuerdo, de plantear una alternativa a la situación de rotación y acumulación de contratos. En definitiva, de ver si podemos cerrar un acuerdo q nos permita avanzar".

También ha manifestado la necesidad de "recuperar políticas que generen empleo de calidad y de futuro. Para ello, el papel de la industria tiene que ser fundamental. El mes que viene se pondrá en marcha la ponencia sobre industria en el Senado. Es el camino en el que el conjunto de la sociedad comparta la necesidad de reindustrializar el país. Sin recuperar empleo de calidad no podremos dar alternativas al desempleo que sufren los jóvenes en nuestro país".

En relación a las pensiones, el Secretario General de UGT ha recordado que el sindicato se ha movilizado y ha planteado ya alternativas. "No hay ninguna razón para que no se aumenten las pensiones por encima del IPC. Nuestro sistema es viable, gastamos menos que nuestro entorno europeo. El problema es que quieren ir a un sistema de pensiones no público, sino mixto, algo que rechazamos frontalmente".

Por ello, "seguiremos trabajando con las fuerzas políticas en el Pacto de Toledo, para derogar la reforma de 2013 y acercar la pensión mínima a los 1.000 euros. Eso será posible si hay movilizaciones. Nunca en la historia las movilizaciones fueron tan importantes para doblegar la voluntad de los gobiernos. Sin movilizaciones estaríamos solo en el 0,25%. Con movilizaciones se han movido los presupuestos, aunque sea de una manera muy insuficiente".

Igualdad y juventud

Pepe Álvarez también se ha referido a la necesidad de recuperar la igualdad en nuestro país. "La igualdad no es cosa de un día, sino de todos los días del año. La igualdad tiene que ser plena y efectiva, acabando con la lacra del acoso y la violencia machista, que tienen que desaparecer".

Además, ha reclamado "acabar con la precariedad de los jóvenes en el empleo. El sindicato tiene que ser la voz de esos jóvenes e incorporar sus demandas a nuestra acción sindical diaria".

UGT y CCOO somos la esperanza para que Catalunya vuelva a la normalidad

Preguntado por la situación en Catalunya, el Secretario General de UGT ha afirmado que el sindicato "no tiene ninguna fractura ni en Catalunya ni por Catalunya. Me da la impresión de que nuestros afiliados se sienten más incomodos por lo que se publica que por lo que dice la organización. UGT ni ha participado, ni participa, ni participará del criterio de que en España existen presos políticos. En un país democrático como el nuestro no se puede sostener que haya presos políticos. Lo que se puede hacer es discrepar de algunas decisiones de los jueces. La justicia no es más justicia porque se exprese con más radicalidad. Las personas en prisión preventiva podrían estar en su casa preparando el juicio".

En este sentido, ha manifestado que "no puedo olvidarme de que la semana pasada en Logroño teníamos en un juicio a 3 sindicalistas que se les pedían 8 años de prisión por participar en un piquete".

"En Catalunya hay que abrir un proceso que nos permita normalizar la situación", ha considerado. "Se tiene que hacer a partir de la mayoría que hay en el Parlament. Que se abra un camino que permita constituir un Gobierno estatutario y constitucional, que retorne las competencias a la Generalitat, que gestione los programas de los ciudadanos, que abra nuevas vías para que se restañen las heridas que ha provocado esta situación y que, a medio plazo, haya un proceso de diálogo, dentro de la legalidad, entre la Generalitat y el Estado español".

"Hay que situar la agenda en los temas sociales", ha afirmado. "Si no somos capaces de normalizar la situación, no podremos hablar de pensiones, salarios o políticas sociales. De la ilusión y la utopía salen los mejores resultados, del inmovilismo no sale nada bueno. Los que dicen que los sindicatos apoyan el procés mienten y lo saben. No hay que intentar destruir a las organizaciones sindicales, que hemos conseguido que en Catalunya convivan personas que piensan diferente. Somos la esperanza para que Catalunya vuelva a una situación de normalidad".