El sector extrahotelero sigue padeciendo los efectos de la pandemia: el sector ocupó a casi 3.250 trabajadores menos que en noviembre del pasado año

El sector extrahotelero sigue padeciendo los efectos de la pandemia: el sector ocupó a casi 3.250 trabajadores menos que en noviembre del pasado año

A lo largo de la mañana de hoy, el Instituto Nacional de Estadística ha publicado datos de especial interés para el sector turístico en Andalucía. El número de viajeros se desploma y ni tan siquiera llega a los 19.500. La caída media es del 90,93% siendo, más pronunciada, en el caso del turismo rural (-94,98%). Para UGT Andalucía, los efectos de la crisis sobre el sector turístico son evidentes y, como siempre ocurre en estos casos, con especial incidencia en el seno del mercado laboral. Por este motivo, el conjunto del turismo andaluz tiene que emprender un concienzudo proceso de análisis de situación y de perspectivas de futuro en el que, además de las tradicionales medidas de mejora de la calidad y de diversificación de la oferta, se plantee la imperiosa necesidad de mejorar el grado de calidad del empleo generado.

04/01/2021 |

Imagen noticia

Las pernoctaciones también se ven reducidas de manera alarmante, un 79,88% en términos interanuales. El descenso más importante fue también el acontecido en el turismo rural (-89,40%). En lo relativo a la oferta, se estima que Andalucía contó, entre apartamentos turísticos, campings, alojamientos de turismo rural y albergues, con un total de 13.646 establecimientos, 7.038 menos que hace justo un año.

El mercado laboral sufre los efectos de la crisis y el sector apenas empleó a 5.488 trabajadores, lo que supone un descenso de 34,03% con respecto al empleo que generaba en noviembre de 2019. Durante noviembre del pasado año, Andalucía ni tan siquiera alcanzó los 19.500 viajeros en estos tipos de alojamientos. Los efectos de las nuevas medidas de control de la pandemia han provocado que la cifra refleje un descenso mensual de casi el 84%, haciendo elevar el retroceso, en términos interanuales, hasta prácticamente un 91%.

En cuanto a las pernoctaciones, las apenas 161.000 registradas en Andalucía se traducen en un descenso de casi el 60% con respecto a las registradas en octubre del pasado año y de prácticamente el 80% si la comparativa la realizamos con respecto a noviembre del pasado año.

Entre los pocos datos positivos que encontramos, como está siendo habitual en los últimos meses, la estancia media de los viajeros se ha incrementado para los cuatro tipos de alojamientos analizados. Además, este aumento se da tanto en términos mensuales como interanuales y es especialmente llamativo en el caso de los campings y los albergues.

Un dato fundamental a la hora de analizar la actualidad del sector turístico extrahotelero, es el número de establecimientos abiertos estimados por la Encuesta de Ocupación. Según los datos publicados por el INE, Andalucía contó, durante el pasado mes de noviembre, con un total de 13.646 establecimientos y con 113.242 plazas.

Estos 13.646 establecimientos suponen una cifra un 34,03% inferior a la obtenida hace justo un año, en noviembre de 2019, cuando se alcanzaban los 20.684 establecimientos. Por su parte, las plazas estimadas también se han reducido de manera similar en términos interanuales (-27,86%).  Si lo que analizamos ahora es el personal empleado, los 5.488 trabajadores con los que ha contado el sector en noviembre suponen un pronunciado retroceso con respecto a la cifra de noviembre de 2019 (3.239 trabajadores menos).