El tejido empresarial continúa inmerso en la incertidumbre generada por la pandemia

El tejido empresarial continúa inmerso en la incertidumbre generada por la pandemia

El undécimo de los meses del año ha concluido con el cierre de 319 nuevas sociedades andaluzas, lo que supone 67 más de las disueltas el mes pasado (252) en un mes en el que, a nivel estatal, el dato también se incrementó (370 más) con respecto a las 1.760 que lo hicieron en octubre. De esta forma, en el conjunto del Estado, el número de sociedades disueltas fue de 2.130 por lo que 15 de cada 100 de las empresas disueltas en España son andaluzas, un porcentaje un punto superior al registrado el mes pasado.

18/01/2022 |

Imagen noticia

Si observamos la comparativa interanual, los datos resultan mucho más negativos para Andalucía. De esta forma, con respecto a noviembre de 2020, el número de sociedades disueltas en Andalucía ha sido un 10,8% mayor a la cifra registrada por aquel entonces. Para el conjunto del Estado, el número de sociedades obligadas a echar el cierre se ha elevado un 3,3%, es decir, un porcentaje muy inferior a la tasa andaluza.

En lo que a las sociedades creadas se refiere, durante el mes de noviembre, en nuestra Comunidad Autónoma, vieron la luz 1.552 de las 8.177 que lo hicieron en el Estado, lo que supone un 19%. En Andalucía, el número de sociedades creadas fue superior, en 350 sociedades, a las que se alcanzaron el mes pasado (1.202). Por su parte, en el conjunto del Estado dicha cifra también se ha situado muy por encima de las 7.348 creadas en octubre del pasado año (829 más).

En datos interanuales, en esta ocasión, salimos mejor parados ya que, en Andalucía, el número de sociedades creadas el pasado mes de noviembre fue un 15,8% mayor a las que se registraron en el mismo mes de 2020. Por su parte, para el conjunto del Estado, las sociedades de nueva creación también se incrementaron, aunque en menor medida, un 11,4%.

En cuanto al capital medio suscrito por las sociedades creadas, la media andaluza (16.638 €), en el penúltimo de los meses del año, sigue situándose muy por debajo de la media estatal (77.029 €). De esta forma, nos colocamos 60.391 euros por debajo de dicha media y, lo que resulta más preocupante, no logramos cerrar la brecha y cada vez nos distanciamos más de las CCAA con los valores más elevados.

En esta ocasión, Cataluña (224.015 €) y Aragón (103.367 €), destacan ahora como las CCAA con mayor capital medio suscrito en las sociedades mercantiles creadas en noviembre. Por el contrario, en el lado opuesto encontramos, muy por debajo de las demás, a Extremadura con apenas 7.570 €, seguida de La Rioja (8.229 €).

En cuanto a nuestras provincias, es de reseñar el hecho de que Málaga (585) y Sevilla (365), un mes más, vuelven a liderar los proyectos empresariales iniciados con un 61% de los mismos. En sentido contrario, otra vez Huelva y Jaén (con 65 y 72 respectivamente) fueron también las provincias con menor creación de empresas en noviembre del pasado año.

Por su parte, Córdoba (36.843 €) y, en menor medida, también Granada (21.505 €) resultaron ser las provincias de mayor capital medio suscrito por las empresas creadas, muy por encima de la media autonómica, aunque muy inferiores a la estatal. En el lado opuesto, nos encontramos a Cádiz (8.704 €) y a Jaén (11.333 €).

En lo que a las sociedades disueltas a nivel provincial se refiere, en esta ocasión, destacan en este apartado Málaga y Sevilla, con 114 y 66 sociedades mercantiles disueltas respectivamente. En sentido contrario, Huelva (12) y Córdoba (19), este mes fueron las provincias andaluzas donde menor número de sociedades mercantiles se disolvieron.

VALORACIÓN SINDICAL

Con los datos publicados hoy, la cifra de sociedades mercantiles andaluzas que han sido incapaces de continuar ejerciendo su actividad económica desde que se iniciara la actual crisis en marzo de 2020, asciende ya a 5.035 asistiendo, durante este mes, a una importante escalada en el ritmo de destrucción de las mismas.

Parece evidente que el elevado nivel de contagio provocado por esta sexta ola de la pandemia ha provocado un incremento de la incertidumbre en el conjunto de la economía estatal de la que, lógicamente, el tejido empresarial andaluz no está ausente. Aunque los datos del PIB continúan mostrando cierta recuperación económica, lo cierto es que no podemos obviar la preocupante evolución de algunas otras cifras macroeconómicas como pueden ser la descontrolada inflación, el ritmo de destrucción de empresas o la escasa confianza en el conjunto de la economía.

Nos encontramos en un momento trascendental en términos de Presupuestos y aplicación de Fondos Europeos. Por este motivo, es ahora más importante que nunca que la aplicación de los mismos se traduzca en la mejora de las condiciones de calidad de vida del conjunto de la ciudadanía. La evidencia empírica ha demostrado, en multitud de ocasiones, que los únicos procesos de crecimiento económico sostenibles en el tiempo son los que repercuten directamente en la mejora de las economías domésticas. Esta es la principal exigencia sindical que, en materia económica, hacemos en este inicio de ejercicio económico, que cada punto de mejora del PIB regional se traduzca en una mejora de la calidad de vida de la clase trabajadora andaluza.