Hay que poner en valor la importancia de esta industria de defensa para la generación de empleo estable y de calidad

Hay que poner en valor la importancia de esta industria de defensa para la generación de empleo estable y de calidad

Este miércoles, la Fundación Anastasio de Gracia-FITEL (AGFITEL) ha organizado en Sevilla, junto con la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio (TEDAE), una jornada de debate centrada en "Industria de Defensa en España: empleo, innovación y cohesión territorial". La secretaria general de UGT Andalucía, Carmen Castilla, que ha inaugurado las jornadas, ha manifestado que "es importante debatir sobre cuestiones tan interesantes para la industria de defensa de nuestro país como son el empleo, la innovación o la dimensión de la misma en el desarrollo local y regional, una cuestión para Andalucía que es primordial si tenemos en cuenta que este es un sector clave por la alta cualificación que caracteriza al empleo que genera".

30/10/2019 |

Imagen noticia

"España, como miembro de la Unión Europa y socio de la OTAN tiene una responsabilidad global que se traduce en compromisos en materia de defensa. Este sector tiene, por otra parte, un peso importante en el  tejido industrial, y España es, además, el séptimo exportador mundial de material de defensa".

"El futuro de la industria española de defensa depende ahora de su integración en la base tecnológica e industrial de la defensa europea, de los fondos y programas europeos para investigación y desarrollo, y de los nichos de mercado global que puedan encontrar sus industrias".

"En nuestra Comunidad Autónoma la industria de la defensa factura 3.200 millones y genera 21.000 puestos de trabajo. La industria auxiliar, por su parte, está conformada por más de 320 empresas, con una facturación de 1.400 millones, lo que supone que la actividad relacionada con la defensa representa más del 26,2% del Valor Añadido Bruto (VAB) de la industria manufacturera andaluza y casi el 2,2% del PIB regional. Además, genera un empleo entre las empresas tractoras y auxiliares de más de 20.800 puestos de trabajo, un 9,4% del total regional del empleo en la industria manufacturera en nuestra región".

"La industria de defensa está enmarcada principalmente en tres subsectores: el aeroespacial, el naval y el de transporte militar terrestre. El sector aeroespacial andaluz, que comprende una amplia gama de actividades, en los últimos diez años ha sufrido una evolución muy positiva en Andalucía, con un crecimiento del 8,8% anual, frente a un 3% de la medida nacional, y la mayor parte de ese crecimiento se ha debido a las empresas auxiliares, por lo cual desde la UGT de Andalucía queremos ponerlas en valor".

"Por otro lado, también destacar la industria naval militar,  cuyo polo principal en Andalucía se encuentra en los astilleros de Navantia en Cádiz, como empresa tractora y la cadena de suministro que proporcionan decenas de pequeñas y medianas empresas en la bahía de Cádiz, que aportan la cadena de producción de los buques navales militares que se están construyendo actualmente", ha dicho.

 

Castilla ha señalado que "este subsector también debe enfrentarse a importantes desafíos como la automatización, adaptación a los sistemas de combate, comunicaciones, integración de plataformas no tripuladas y preparación para misiones de los buques y naves, ya que en los próximos años será fundamental seguir contando con encargos y tener carga de trabajo suficiente que apuntale la construcción naval en esta provincia andaluza, tan castigada por el desempleo como todos sabemos. Desde aquí apelo a que todos trabajemos en esa dirección".

Según Carmen Castilla,  "debemos poner de manifiesto la situación actual y de futuro de esta industria, donde se espera un importante incremento sostenido del mercado nacional e internacional. Hay que hacer una puesta en valor de la importancia que actualmente en esta democracia juega las fuerzas armadas. En materia de la soberanía y seguridad nacional, de colaboración con misiones de paz y sociales y como principal cliente nacional, para el desarrollo tecnológico del país".

"Desde nuestra organización sindical, exigimos la implicación y compromiso de las administraciones públicas, el Pacto de Estado por la Industria, incremento de las inversiones en los PGE, poner en valor la importancia de esta industria para la generación de empleo estable y de calidad y para el sostenimiento de la economía local y la importancia de regular las condiciones laborales de los sectores a través de los convenios sectoriales", ha señalado.