Hay que subir el salario mínimo a mil euros en enero de 2020

Hay que subir el salario mínimo a mil euros en enero de 2020

Pepe Álvarez (Belmonte, Asturias, 1956) tomó las riendas de UGT hace algo más de tres años, tras liderar durante más de dos décadas la organización en Catalunya. Desde la cabeza de una de las organizaciones sindicales más potentes del país, recuerda al PSOE y a Unidas Podemos que la mayoría de izquierdas en España es una realidad, que salió de las urnas el 28 de abril y que está al alcance de los trabajadores y trabajadoras de este país. Esa mayoría es la que puede desmontar puntos clave de la reforma laboral del PP, la prioridad para UGT previa al nuevo Estatuto de los Trabajadores que defienden los socialistas: "No se puede engañar a la gente. Hablar de un nuevo Estatuto de los Trabajadores quiere decir que con suerte se va a aprobar en la legislatura. Nosotros no vamos a esperar cuatro años".

15/07/2019 |

Imagen noticia

(Entrevista de eldiario.es)

Para el secretario general de UGT "el programa es más importante" que quién se sienta en el Consejo de Ministros. "No tendría absolutamente ningún sentido que no llegaran a un acuerdo y generaría una frustración muy importante entre el electorado tanto de Unidas Podemos como del PSOE".

¿Tiene que tener España un gobierno de coalición, como pide Unidas Podemos, o uno de cooperación o monocolor, como pide el PSOE?

Yo creo que tiene que tener un gobierno con un programa que recoja las reivindicaciones tanto de Unidas Podemos como del propio PSOE y de la mayoría de los ciudadanos. Y, a partir de ahí, creo que sería bueno que no se enredaran mucho y que buscaran una fórmula que permita que se desarrolle el programa de gobierno al que han llegado.

Entonces ¿cree que es más importante el programa de gobierno que la composición del Consejo de Ministros?

Sin ningún lugar a dudas. Empezar la casa por el tejado no es algo que se haga habitualmente y, desde mi punto de vista, los cimientos es el programa. Después habrá que buscar las personas que efectivamente puedan desarrollarlo.

¿Cuál es su pronóstico sobre las negociaciones? ¿Cree que hay posibilidades de llegar a un acuerdo? ¿Es optimista, es pesimista, sobre que podamos ir la repetición electoral?

Tienen que llegar a acuerdos. No tendría absolutamente ningún sentido que no lo hicieran y generaría una frustración muy importante entre el electorado tanto de Unidas Podemos como del PSOE. Las izquierdas de nuestro país tienen que aprender que se tienen que entender. En este caso para hacer un programa de gobierno, pero para desarrollar el conjunto del Gobierno se van a tener que entender con otras izquierdas, porque hay una mayoría de diputados y diputadas muy importante de izquierdas en el Parlamento que no se puede desaprovechar para conseguir el objetivo fundamental, que simplificándolo mucho es repartir la riqueza que se está creando en nuestro país.

El líder de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha afirmado que"igual es mejor" ir las elecciones en noviembre y obtener un gobierno "más tranquilo" que alcanzar uno más inestable ahora. ¿Por qué cree que la patronal prefiere un gobierno sin Unidas Podemos?

Es evidente. A mí me parece que la aportación de Unidas Podemos en este proceso de construcción del programa de gobierno es fundamental. Es tan fundamental que creo que tienen que ser muy conscientes de que los ciudadanos y las ciudadanas también están mirando si finalmente vamos a tener una izquierda que se entienda o vamos a tener una izquierda que posturee mucho.

Pablo Iglesias le convocó a una reunión para hablar de las negociaciones de gobierno. ¿Echa en falta que en el PSOE hagan lo mismo? Más aún con la relación histórica del PSOE con la UGT.

No. Con el PSOE hemos tenido una reunión, que pedimos nosotros a todos los grupos parlamentarios. La hemos pedido con la vicesecretaria general, nos ha permitido entregarle el programa de gobierno. Sé que en algunos sectores cuesta entenderlo, pero mi cultura sindical es de autonomía y la UGT no tiene ningún interés en tener ninguna relación que no conlleve conseguir derechos para las personas a las que representamos.

En el sindicalismo de clase estamos tan interesados en que no fracase esta nueva mayoría, que estamos dispuestos a trabajar para que para que esto sea real. Llevo tres años de secretario general de la UGT y, francamente, he perdido tanto tiempo en convocatorias electorales, en encontrar mayorías para poder conseguir derechos, tantas veces que lo teníamos a mano y vino un vendavalillo y se lo llevó… Que ahora que hay una mayoría efectivamente de izquierdas, que repito no sólo es Unidos Podemos y el PSOE, me parece que no hay derecho a que nos priven de esa posibilidad.

 

Sigue leyendo la entrevista en su fuente original