La crisis perdura en nuestro mercado laboral andaluz: 10.273 parados más y 16.723 afiliados menos a la Seguridad Social

La crisis perdura en nuestro mercado laboral andaluz: 10.273 parados más y 16.723 afiliados menos a la Seguridad Social

El paro sube en 10.273 personas (1,24%) y se sitúa en 841.885 desempleados. Se reduce, con respecto a hace un año en 68.990 trabajadores (-7,57%), casi 8 décimas por debajo de la estatal (-8,34%). Una sociedad en que la mayor parte de sus familias trabajadoras están empobrecidas no tiene ninguna posibilidad de éxito futuro: el paro y unos salarios indignos protagonizan el mercado laboral.

03/10/2017 |

Imagen noticia

Andalucía continúa siendo la región con mayor peso relativo en el seno del Estado: el 24,69% de los parados del conjunto del Estado son andaluces, una  décima más que en agosto (24,59%). Prácticamente, uno de cada cuatro desempleados es andaluz.

El 9,70% de los parados son menores de 25 años, porcentaje que se incrementa con respecto al de agosto (9,08%). La tasa de desempleo juvenil sigue rondando el 50%, nivel del todo inaceptable para una economía y una sociedad como la andaluza.

Las trabajadoras andaluzas han incrementado  su peso relativo (57,48%) con respecto al mes anterior (57,07%).  En materia salarial, las mujeres siguen padeciendo, en primera persona, las consecuencias de una brecha retributiva sin ningún tipo de justificación y que supone una de las más graves desigualdades en materia laboral.

En septiembre, el paro en los extranjeros se redujo en casi 3 puntos (-2,78%). A su vez, durante los últimos doce meses, este desempleo ha caído un 2,90%, mucho menos que en el Estado (-7,36%).

El sector servicios continúa recogiendo a más del  60% de nuestros parados (64,43%). Durante este mes, el paro se ha incrementado en los servicios y en el colectivo de trabajadores sin empleo anterior.

En septiembre se realizaron 98.524 contratos más que en el mes anterior, lo que supone un incremento del 30,60%. A su vez, la contratación temporal sigue acumulando prácticamente la totalidad de los contratos registrados: el 94,95% de los contratos de septiembre fueron temporales.

33 de cada 100 desempleados andaluces han agotado sus prestaciones por desempleo. Andalucía mientras que la tasa de pobreza y exclusión social alcanza a más del 40% de la población. La reforma del sistema público de prestaciones por desempleo es una prioridad absoluta

Por último, finalizamos el periodo de vacaciones estivales con un nuevo descenso mensual, del 0,57% en la afiliación a la Seguridad Social. Con este retroceso, la tasa interanual se sitúa en el 3,59%  prácticamente la misma que la  registrada a nivel estatal (3,52%).

En términos generales, analizados los datos de septiembre, valoramos negativamente el incremento del paro registrado obtenido durante el mes de septiembre. La precariedad dominante de nuestro mercado laboral se pone de manifiesto al comprobar cómo un incremento de la contratación de más de un 30% no lleva consigo ni un descenso del paro ni un aumento de la afiliación a la Seguridad Social.

Entendemos que la economía andaluza tiene que afrontar ya un proceso de incremento significativo de nuestros salarios. La renta que percibimos los trabajadores no deja de perder enteros frente a las retribuciones del capital y ello, no solo dificulta los objetivos de cohesión social sino que, desde el punto de vista putamente economicista, por la vía del consumo, también supone un obstáculo para la consolidación del proceso de recuperación económica. Desde UGT Andalucía vamos a luchar porque ningún trabajador cobre menos de 1.000 euros al mes.

Tampoco podemos pasar por alto que el futuro del Sistema Público de Pensiones está en riesgo y, para afianzarlo, no hay mejor forma que incrementar los ingresos que recibe la Seguridad Social. Una apuesta clara por la creación de empleo, por la lucha contra el paro y por la mejora de las condiciones económicas y laborales resulta imprescindible para incrementar estos ingresos de las arcas públicas.

También en términos de cohesión social, precisamos de un sistema de prestaciones por desempleo que incremente el grado de cobertura actual y eleve la cuantía de las prestaciones. La sociedad andaluza no puede permitirse el lujo de que 3 de cada 10 parados no haya agotado ya sus prestaciones.

Durante septiembre, el paro registrado en Andalucía se situó en 841.885 trabajadores, el 24,69% del total estatal, y supone un incremento del 1,24% (10.273 desempleados) sobre el mes pasado y una caída del 7,57% (68.990 trabajadores) con respecto a septiembre de 2016.

 Durante este mes, el incremento relativo del paro en Andalucía, ha sido cuatro décimas superior al obtenido a nivel estatal y menor al alcanzado en solo 7 de las CCAA. Además, nos situamos muy lejos de los registros obtenidos por Regiones como La Rioja (-4,58%), donde el paro no solo no ha crecido sino que se ha visto reducido de manera significativa.

Es de destacar, especialmente, que el incremento del paro obtenido este mes ha sido, con mucha diferencia, superior al del año pasado y el segundo más importante del último lustro. De forma significativa, tendríamos que retroceder hasta 2012 para encontrar incrementos del paro más destacados.

En cuanto a la comparativa con el resto de CCAA, como ya hemos expuesto con anterioridad, Andalucía se coloca entre las regiones con datos más negativos en lo que a paro se refiere. Además, durante el último año, el descenso del paro en Andalucía (-7,57%) se sitúa, por segundo mes consecutivo, por debajo del obtenido por el Estado y del alcanzado por 12 regiones.

El nivel de paro juvenil (9,70%) se ha visto incrementado nuevamente y se mantiene como un grave problema estructural del mercado laboral andaluz. Con los datos publicados hoy, los trabajadores menores de 25 años en situación de desempleo se sitúan en 81.665 siendo, el 51,035% mujeres.

Desde UGT Andalucía valoramos positivamente el primer Acuerdo para Impulsar el Empleo Juvenil y Mejorar su Calidad firmado ayer entre el Gobierno Central y los agentes sociales y económicos. El texto acordado recoge un paquete de medidas que, por primera vez desde la aparición del Sistema de Garantía Juvenil, tienen capacidad para mejorar las oportunidades de empleo de los jóvenes, especialmente los que se encuentran en peores condiciones laborales. En este sentido, consideramos especialmente relevante el Programa de Formación y Transmisión de Conocimientos en el Empleo a Través del Contrato de Relevo.

A pesar de los esfuerzo continuos realizados por nuestra Organización, lo cierto es que la desigualdad de oportunidades y la discriminación hacia las mujeres trabajadoras continúan suponiendo una lacra en nuestro mercado laboral. La brecha salarial continúa lejos de saldarse, cientos de mujeres son despedidas o no renovadas por el simple hecho de haberse quedado embarazadas y los Planes de Igualdad en las Empresas o no se firman, o se firman y se guardan en un cajón para nunca aplicarse.

Durante el mes de septiembre, las paradas en Andalucía (483.890) representaron el 57,48% del total del colectivo de andaluces desempleados y, su peso relativo, se ha visto incrementado con respecto al valor que obtuviera durante el mes anterior (57,07%).

En la actualidad, el número de parados extranjeros en Andalucía es de 56.050, lo que se traduce en 1.600 menos que el mes pasado y un descenso del 2,90% con respecto a la cifra de hace doce meses. El 62,15% de ellos provienen de países extracomunitarios, valor que se ha visto incrementado.

La economía andaluza está siendo incapaz de ofrecer un puesto de trabajo digno a los trabajadores extranjeros que decidieron venir a nuestra tierra a forjarse un futuro de vida. En muchos casos, estos trabajadores están viéndose obligados a tener que retornar a sus países de origen ante la imposibilidad de poder acceder a un puesto de trabajo en nuestra Comunidad Autónoma.

No podemos continuar mirando a otro lado, la hora de la industrialización de Andalucía ha llegado. Y decimos lo de la industrialización porque entendemos que, para gran parte de las comarcas andaluzas, hablar de reindustrialización sería faltar a la verdad. En gran parte de los casos y como consecuencia de decisiones tomadas muy lejos de nuestras fronteras, se estableció que el modelo productivo andaluz, en detrimento de otras regiones, estaría basado en actividades económicas que poco o nada tenían que ver con el sector secundario.

Si observamos el paro por sectores económicos, podemos comprobar como los servicios engloban a más del 60% de nuestros desempleados (64,48%). Tras él, encontramos al colectivo de trabajadores sin empleo anterior (11,78%) y a la construcción (9,944%). Finalmente, los menores pesos relativos, en lo que a parados se refiere, los tienen la industria (6,173%) y la agricultura (7,62%).

 El paro ha subido este mes en el sector servicios y entre los trabajadores sin empleo anterior, por el contrario, se ha reducido en la agricultura, la industria y la construcción. En términos relativos, la distribución queda de la siguiente forma:

 Durante septiembre, el paro se ha incrementado en cinco de nuestras provincias: Cádiz (4,64%), Granada (2,38%), Huelva (2,18%), Jaén (2,03%) y Málaga (1,92%). En sentido contrario, el paro registrado se ha visto reducido en Almería (-1,13%), Sevilla (-1,27%) y Córdoba (-0,17%). En términos interanuales, en todas las provincias se ha reducido el paro.  Entre los descensos, son de reseñar los de Málaga (-8,62%), Córdoba (-8,34%), Cádiz y Jaén (ambas -8,03%).

En el pasado mes de septiembre se han realizado, en Andalucía, un total de 420.456 contratos, lo que supone un importante incremento del 30,60% sobre los realizados el mes pasado (98.524 contrataciones más). A su vez, en términos interanuales, el aumento del número de contratos, con respecto a los logrados en septiembre de 2016, se ha situado en un 1,87% (7.711 contratos más).

Si comparamos los datos obtenidos en Andalucía con los logrados para el conjunto del Estado, podemos comprobar cómo el incremento de la contratación, durante este mes, ha sido similar al registrado para el conjunto de España (29,74%). Aún así, en términos interanuales, nuestro crecimiento de la contratación (1,87%) vuelve a situarse muy por debajo del dato estatal (4,52%).

Si analizamos un poco más profundamente el tipo de contratación al que se ha recurrido comprobamos como 399.216 de ellas, el 94,95%, han sido temporales mientras que, solo el 5,05% restante ha correspondido a contratos indefinidos (21.240). Es decir, más de 95 de cada 100 nuevos contratos realizados han sido temporales.

A nivel estatal, la contratación indefinida ha supuesto el 9,67%, prácticamente el doble de la andaluza, y la temporal el 90,33% restante, es decir, casi 5 puntos por debajo de la obtenida en nuestra Comunidad Autónoma.

Por último, en lo que a contratación se refiere, es importante destacar como durante los últimos doce meses la contratación indefinida, en Andalucía, se ha visto incrementada en un 21,65% mientras que en el conjunto del Estado se incrementó en menor medida (12,68%). Durante el mismo periodo de tiempo, la contratación temporal ha aumentado un 0,99% en Andalucía y, a nivel estatal, la tasa ha sido mayor (3,72%).

Los datos publicados en la mañana de hoy por el propio Ministerio ponen de manifiesto que, a lo largo de pasado mes de septiembre, se cursaron, en Andalucía, 153.022 nuevas solicitudes de prestaciones por desempleo, dándose alta un total de 140.093 de ellas.

Con la inclusión de los datos propios de este mes, el mapa de las prestaciones por desempleo en Andalucía destaca por el hecho de que, únicamente, 566.221 de nuestros trabajadores en situación de paro (67,26%), reciben algún tipo de prestación por desempleo o, lo que es lo mismo, que el 32,74% restante ya han agotado sus prestaciones por desempleo y, por lo tanto, ya no cuentan con ningún tipo de ingreso económico.

De aquellos trabajadores en paro que, "afortunadamente", aún reciben una prestación por desempleo, la contributiva apenas si supone un 27,84% del total. De esta forma, el colectivo de trabajadores en paro que cobran el subsidio por desempleo, continúa siendo el grupo más numeroso en este conjunto (59,85%).

Por último, es especialmente importante conocer a cuánto asciende la cuantía media de las mismas. En nuestro caso, de media, un desempleado andaluz cobra 437,54 euros mensuales. Dicho valor se sitúa 5 euros por debajo de la media estatal.

Los datos de la Seguridad Social correspondientes al pasado mes de septiembre continúan evidenciando la precariedad de nuestro mercado laboral. Durante el final del tercer trimestre del año, la afiliación media en Andalucía se redujo en un 0,57%. Es decir, 16.723 trabajadores menos que los afiliados en agosto. A nivel estatal, no solo no se redujo, sino que se incrementó en un 0,14%.

En términos interanuales, Andalucía ha registrado un incremento de un 3,59% durante los últimos doce meses por lo que nos situamos por encima del aumento interanual obtenido para el conjunto del Estado (3,52%). Aunque con la tendencia a la baja de los últimos meses, esta diferencia a favor de Andalucía es ya casi insignificante.