La nueva ley de violencia de género en Andalucía amplía la protección a las víctimas

La nueva ley de violencia de género en Andalucía amplía la protección a las víctimas

Desde UGT Andalucía hemos conseguido que se introduzcan algunas mejoras, como que se reconozca la violencia de género en el entorno laboral, que se otorguen los derechos de las víctimas a las mujeres que padecen acoso sexual y acoso por razón de sexo, que se cuente con los agentes sociales para prevenir y tratar estas conductas, y además que se investigue y haya campañas de sensibilización contra este tipo de acoso que afectan a las mujeres.

02/08/2018 |

Imagen noticia

El pasado 25 de julio se aprobó en el Parlamento de Andalucía la Ley que modifica la Ley 13/2007, de 26 de noviembre, de medidas de prevención y protección integral contra la violencia de género en Andalucía. UGT Andalucía, desde la Secretaría de Igualdad y Juventud, ha hecho varias propuestas de mejora a esta normativa, sobre todo en lo relacionado con los derechos laborales de las víctimas de violencia de género y con la denuncia y tratamiento del acoso sexual, y el acoso por razón de sexo, como manifestaciones de la violencia machista en los centros de trabajo.

 

Hemos conseguido que se introduzcan algunas mejoras, como que se reconozca la violencia de género en el entorno laboral, que se otorguen los derechos de las víctimas a las mujeres que padecen acoso sexual y acoso por razón de sexo, que se cuente con los agentes sociales para prevenir y tratar estas conductas, y además que se investigue y haya campañas de sensibilización contra este tipo de acoso que afectan a las mujeres.

 

Propusimos también una mayor dotación presupuestaria y una mejor coordinación institucional para la lucha contra la violencia de género y la protección a las víctimas en nuestra comunidad autónoma.

 

UGT Andalucía considera muy positiva la modificación de la ley de violencia, habiendo mejorado en muchos aspectos, sobre todo en la ampliación de la definición de víctimas de violencia de género y sus casuísticas,  pero entendemos que la norma aún se queda corta en lo que concierne a la  mejora de la empleabilidad  y respecto a la salvaguarda de los derechos laborales de las víctimas de violencia machista, pues desde el sindicato creemos que es fundamental para las mujeres víctimas de violencia de género el tener una autonomía económica para que ellas y sus familias puedan salir de las situaciones de violencia.