La reducción de peonadas solo beneficia a un 20% de los trabajadores del campo andaluz

La reducción de peonadas solo beneficia a un 20% de los trabajadores del campo andaluz

De los 210.000 trabajadores y trabajadoras del campo en Andalucía solo 42.000 cumplen los requisitos que establece el decreto aprobado por el Gobierno para acogerse a la reducción de peonadas de 35 a 20 para el cobro del subsidio agrario. El resto, quedan fuera bien porque son mayores de 52 años y por tanto no necesitan contabilizar ninguna jornada para cobrar la renta agraria o bien porque se inscribieron en el censo agrario a partir del 1 de enero de 2012, fecha a partir de la cual la Seguridad Social obliga a justificar 30 peonadas en los 12 meses anteriores para mantener la cartilla del campo en alta. "La Ministra dijo públicamente que no se quedaría ningún trabajador de Andalucía o Extremadura sin la prestación o el subsidio agrario y eso no es verdad", ha apuntado Manuel Jiménez, Secretario General de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT Andalucía, en rueda de prensa. "La medida es totalmente insuficiente", ha insistido Emilio Terrón, Secretario del Sector Agrario y Manipulado de UGT FICA.

19/02/2018 |

“La reducción de peonadas que plantea el decreto es insuficiente”, ha afirmado Manuel Jimenez este lunes durante una rueda de prensa en Sevilla. “No contempla todas las casuísticas ni todas las situaciones del sector agrario. Creemos que el Gobierno lo que ha hecho es dar solo un brochazo. La situación se queda sin regular dentro del sistema agrario y además solo afecta a Andalucía y Extremadura, en el resto de España no tienen ningún régimen especial”.

“En el primer semestre de 2017 se han perdido casi 11 millones de jornales en España, casi dos millones de ellos en Andalucía, en comparación con el mismo semestre de 2016”, ha insistido el líder sindical. “Por eso decimos que el decreto es insuficiente, porque no protege o se aplica a todos los trabajadores del sector agrario”. En este sentido, Emilio Terrón ha aseverado que “la reducción de peonadas solo afectará a una parte de los trabajadores”.

Además, Manuel Jiménez ha recordado que “en las reuniones mantenidas con el Gobierno, además de la reducción de las peonadas, una de nuestras reivindicaciones ha sido que se ponga en marcha un programa extraordinario de empleo para el sector agrario, ya que eso puede paliar los dos millones de peonadas que se perdieron en el primer trimestre de 2017 respecto al 2016 en Andalucía”.
 
Jiménez ha querido dejar claro que a pesar de la situación en la que estamos “a fecha de hoy, el Gobierno sigue además sin poner en marcha el Programa de Fomento de Empleo Agrario (PFEA) del 2018, que aún sigue paralizado, alegando que no están aprobados los Presupuestos Generales del Estado”. 
 
“No podemos estar a la espera de que se aprueben para poner en marcha el PFEA, por ello le insistimos al Gobierno que se activen, aunque sea con el mismo presupuesto del 2017 de manera provisional. Una vez que se aprueben los Presupuestos Generales de Estado y en función de que se amplíen las cuantías, se podrá implementar con una adenda en los presupuestos, como se ha hecho en otras ocasiones, pero debe arrancar ya. No podemos permitir que  se dilate más en el tiempo, porque es tiempo que pierden los trabajadores del campo”, ha manifestado Jiménez.
 

Lo cierto es que la reducción de peonadas de 35 a 20 solo afectará a los trabajadores menores de 52 años que se encuentren inscritos en el censo agrario antes del 31 de diciembre de 2011, unos 42.000 trabajadores, el 20% del total del colectivo. Al resto no les afecta. En el caso de los mayores de 52 años porque no tienen ya ninguna obligación de justificar peonadas para cobrar el subsidio agrario y el resto porque esta medida no se aplica en aquellos que se inscribieron en el censo agrario a partir del 1 de enero de 2012. “Los que se dieron de alta a partir del 1 de enero de 2012 necesitan 30 jornadas para inscribirse en el censo y justificar treinta peonadas en los 12 meses anteriores para mantener la cartilla en alta”, ha explicado Terrón. “A este colectivo no se les aplica la bajada a 20 peonadas porque tendrán que mantener las treinta, en el momento en que no hagan treinta el sistema electrónico de la Seguridad Social les da de baja del censo agrario y uno de los requisitos para poder optar a estas prestaciones es estar inscrito en el censo agrario”.

“El gobierno  ha querido poner un parche, hacerse la foto diciendo que habían bajado las peonadas en Andalucía y Extremadura pero la realidad es que muchos trabajadores se quedan fuera”, ha reiterado Emilio Terrón.

Manuel Jiménez ha insistido en que la situación del campo en Andalucía “es muy mala y los gobiernos deben poner en marcha un plan de choque que dignifique el sector: no se cumple el convenio colectivo, las jornadas son irregulares, la gente viven en la economía sumergida…” El Secretario General de FICA UGT Andalucía ha cifrado en un 30% la economía sumergida en el sector del campo. “Pedimos que se ponga en marcha una inspección de trabajo que corrija esto porque los índices no son aceptables”.

Además, el líder sindical ha hecho un llamamiento a la huelga convocada el 8 de marzo para que se secunde también en el campo. “Paros de dos horas por turnos para denunciar la situación, en el sector agrario es donde más se registra brecha salarial, hasta un 40%”.

Por último, ha resaltado la alta siniestralidad que se vive en el sector agrario en Andalucía. “Los datos de 2017 son tremendamente negativos, el incremento en la siniestralidad en todo el sector es de un 11% y los accidentes mortales han pasado de 13 a 19. Hacemos un llamamiento a las autoridades, tanto a la Junta como a la Inspección de Trabajo para que hagan su trabajo y acabar con esta lacra”.