La temporada de moda y los carburantes incrementan la escalada de precios

La temporada de moda y los carburantes incrementan la escalada de precios

Según los datos oficiales hechos hoy públicos por el INE, la economía andaluza ha finalizado el tercer trimestre del año incrementando los precios cuatro décimas (0,4%), el doble que en el conjunto del Estado. Así, Andalucía obtiene una tasa interanual de inflación del 1,8%, la misma que la obtenida a nivel estatal. De esta forma, encadenamos ya 13 meses consecutivos con un nivel general de precios superior al del mismo mes del año anterior.

11/10/2017 |

Imagen noticia

Por grupos, vestido y calzado (6,2%), con el inicio de la nueva temporada de moda, junto con transporte (0,5%), que vuelve a incrementar el precio de los carburantes, han sido los grupos que han tenido una mayor relevancia en el incremento de precios este mes. Por el contrario, Ocio y cultura (-2,4%), una vez finalizadas las vacaciones de verano, destaca como el grupo con el descenso de precios más importante.

En los últimos doce meses, solo ha descendido el precio de los productos del grupo Menaje (-0,8%) mientras que, por el contrario, los mayores incrementos de precios fueron los protagonizados por Vivienda (4,0%) y Transporte (3,2%).

Por provincias, durante el pasado mes de septiembre, los precios se incrementaron en todas ellas. Las subidas de precios más importantes han sido las registradas en Málaga y Granada (ambas 0,6%). Por el contrario, los menos relevantes se dieron en Cádiz, Sevilla y Jaén (las tres 0,2%).

A lo largo del último año, en todas las provincias se han incrementado los precios. Málaga, Córdoba y Almería (las tres 2,0%) continúan destacando por ser las provincias más inflacionista mientras que Sevilla (1,5%) la que menos. De esta forma, las diferencias interprovinciales se incrementan hasta las 5 décimas.

En cuanto a los alimentos de primera necesidad, durante el pasado mes de septiembre, las legumbres y hortalizas frescas (5,9%) y las frutas frescas (4,2%), registraron los incrementos de precios más destacados. Por el contrario, es de reseñar igualmente el abaratamiento de productos como la carne de ave (-2,9%) o los lácteos (-0,8%).

En términos interanuales, las legumbres y hortalizas frescas (7,7%) y los aceites y grasas (7,0%) son los más inflacionistas. Las patatas y sus preparados (-11,6%), con mucha diferencia sobre los demás, vuelve a ser el grupo con los descensos de precios más pronunciados con respecto a septiembre del pasado año.

Tal como ocurriera en los últimos dos meses, los carburantes han vuelto a encarecerse durante el mes de septiembre. De esta forma, el diesel, ha pasado de 1,088 € al finalizar agosto a 1,142 € el 30 de septiembre, coincidiendo además con el valor más elevado de todo el mes.

El Euribor a un año, vuelve a reducirse con respecto al mes pasado y pasa a situarse en el -0,168, muy por debajo, a su vez, del -0,057 en el que se situaba en septiembre del pasado año. Un mes más, las cuotas de las hipotecas a las que les toque revisar volverán a hacerlo a la baja para beneficio de miles de familias andaluzas trabajadoras.

En cuanto a la energía, el recibo de la luz de septiembre vuelve a incrementarse, en esta ocasión casi un 5% con respecto a septiembre del pasado año. De esta forma, el precio de la energía que consumimos en casa continúa siendo una seria preocupación para muchas familias andaluzas cuyas economías han quedado maltrechas por la crisis económica y por un proceso de reactivación que no termina de llegar a los bolsillos de los trabajadores andaluces.

En definitiva, el IPC no deja de subir y nos acercamos ya, de manera peligrosa, al histórico objetivo de la UE del 2% y, por ello, dificultando la situación de las maltrechas economías domésticas. Resulta evidente que hay que incrementar el poder adquisitivo del conjunto de la ciudadanía por lo que, desde nuestro Sindicato, apostamos por tres ámbitos de actuación concretos:

Salarios: Hay que llevar a cabo un profundo proceso de mejora de las retribuciones que percibimos los trabajadores andaluces. El sesgo entre los salarios y las rentas del capital no deja de incrementarse de manera injustificada. Los trabajadores tienen que verse favorecidos por la reactivación económica y, en este sentido, queremos comenzar por los que menos cobran, de manera que ninguno perciba menos de mil euros al mes. La campaña “Ponte a 1.000” sigue en marcha con este objetivo fundamental.

Prestaciones por desempleo: el actual Sistema Público de Prestaciones por desempleo no ofrece a los trabajadores el grado de cobertura que precisan. La crisis económica, la pésima gestión de la misma y un sesgado proceso de reactivación de la economía andaluza ha provocado que el desempleo de larga duración haya pasado a situarse con un problema estructural de nuestro mercado laboral. Hay que incrementar tanto la cuantía de las prestaciones por desempleo con la duración y cobertura de las mismas.

Pensiones: para muchas familias andaluzas, las pensiones de sus mayores se han convertido en el único sustento de la misma. Hay que dotar de dignidad la retribuciones que perciben nuestros mayores por lo que, incrementos del 0,25%, que conllevan pérdidas de poder adquisitivo indignantes, no son admisibles. Seguimos “en marcha por la dignidad de las pensiones”.

El consumo sigue siendo un elemento fundamental de nuestra economía y, para reactivarlo, resulta imprescindible mejorar los niveles de capacidad de compra del conjunto de la ciudadanía, su poder adquisitivo y, además, las condiciones de laborales en las que tenemos que llevar a cabo nuestro trabajo diario.