Mantener el crecimiento de la economía andaluza pasa por corregir las debilidades en materia de industrialización

Mantener el crecimiento de la economía andaluza pasa por corregir las debilidades en materia de industrialización

La producción de nuestra industria obtiene un crecimiento del 2% mientras que a nivel estatal desciende en ese mismo porcentaje. Aunque suavizamos el ritmo de crecimiento de la interanual, mantenemos cifras positivas en un mes en el que cae un 2% a nivel estatal. Por lo tanto, una vez más, parece consolidarse el proceso de mejora del sector industrial que también es aplicable a la mejora en sus niveles de producción. En esta ocasión, la tasa interanual se sitúa en el 2,0% de crecimiento y por lo que eleva hasta cuatro puntos su ubicación por encima del retroceso estatal, (-2,0%).

05/06/2019 |

Imagen noticia

Según las cifras publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Índice de Producción Industrial de Andalucía (96,79), se mantiene por debajo de la media estatal (103,20), pero la distancia entre ambas no deja de acortarse mes a mes gracias a nuestros mejores datos de crecimiento.

Con ello, si comparamos la tasa de variación media de lo que llevamos desde el inicio de año (2,6%), en lo que a producción industrial se refiere, podemos observar como la distancia con respecto a la media estatal (0,0%), no deja de crecer a nuestro favor. En estos términos de media de lo que va de año, solo Murcia (5,9%) crece por encima de Andalucía. En el lado opuesto, ocho CCAA obtuvieron tasas negativas siendo, las más pronunciadas, la registrada en Galicia (-7,2%) y Baleares (-6,3%).

Aunque es cierto que cada dato conocido en este 2019 supone un avance en lo que a mejora del posicionamiento de nuestra industria se refiere, todavía es muy largo el camino que queda por recorrer para hacer del sector industrial el auténtico protagonista del modelo productivo de presente y futuro que queremos para nuestra tierra.

Como podemos observar en el gráfico, marzo fue positivo solo para 5 de las regiones, por lo que, en términos generales, podemos afirmar que ha sido un mal mes para la industria en el conjunto del Estado. Afortunadamente el sector secundario andaluz registró el cuarto mayor de los crecimientos, solo por detrás de Murcia, Extremadura y la Comunidad Valenciana. En el lado opuesto, es de resaltar los elevados descensos de la producción industrial registrados en Galicia Baleares y Castilla y León.

Es fundamental que se consoliden todos estos buenos datos que viene registrando la industria andaluza pero, para lograrlo, es imprescindible reforzar la apuesta por el sector en mayor medida de lo propuesto en los Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2019, especialmente en lo que a empleo en las pymes industriales se refiere ya que son estas las que suponen la mayor parte del tejido empresarial andaluz y las que mayores dificultades suelen tener para mantener su proyecto empresarial en el medio y largo plazo.

La industria tiene que ser el motor de desarrollo de Andalucía, y no hablamos solo de crecimiento económico, sino de desarrollo en el más amplio de sus sentidos. Desarrollo sostenible desde el punto de vista medioambiental, territorialmente equilibrado, socialmente cohesionado y capaz de mejorar los niveles de redistribución de la riqueza generada.