Subir salarios para generar confianza y apuntalar la recuperación

Subir salarios para generar confianza y apuntalar la recuperación

Los datos del IPC adelantado correspondiente a septiembre publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística, estiman un descenso de la tasa anual desde el 10,5% hasta el 9,0%. De confirmarse el dato, se trataría del primer mes en registrar un descenso notable de la inflación, pese a que continúe en niveles muy elevados y sigua siendo extremadamente preocupante dadas las condiciones salariales que están firmando para el conjunto de los trabajadores y trabajadoras, muy por debajo de estas cifras.

29/09/2022 |

Imagen noticia

La elevada inflación, consecuencia inicialmente de un aumento de los precios de productos energéticos que comenzó a mediados de 2021 y que se vio fuertemente agravada con el inicio de la invasión a Ucrania, es el principal escollo que debe superar la economía española. Este aumento se ha ido extendiendo a otros productos, y de manera muy señalada, a los alimentos, de manera que los precios llevan más de un año instalados en una tendencia creciente, mientras que los salarios en convenio apenas han visto crecimientos del 2,6% en lo que va de 2022, según los últimos datos disponibles. Una brecha que provoca una pérdida de poder adquisitivo inadmisible para los trabajadores y trabajadoras.

Por todo ello, UGT y CCOO ya han anunciado movilizaciones para octubre y noviembre con el fin de reivindicar una solución viable a través de la negociación colectiva. Es fundamental fijar subidas salariales moderadas con el compromiso de compensar la diferencia con la subida del IPC que se haya producido al cierre de 2022 y manteniendo estos criterios hasta 2024. De esta manera se lograría aportar confianza y certidumbre a la economía española sin generar tensiones inflacionistas, manteniendo unos costes laborales moderados y sosteniendo el consumo de los hogares, imprescindible para apuntalar la recuperación.

En definitiva, la solución a este crecimiento del nivel general de los precios pasa por reducir los precios de los productos energéticos recortando los beneficios caídos del cielo de las grandes empresas del sector a través de topes en sus retribuciones y haciendo que tributen más, por impedir que las empresas de algunos sectores se aprovechen estas circunstancias especulando y obteniendo beneficios extraordinarios (señaladamente, la distribución alimentaria)y, por supuesto, por pagar unos salarios dignos y evitar el conflicto.

Datos

El INE ha avanzado una tasa anual del IPC para el mes de septiembre que se sitúa en el 9,0%, 1,5 puntos menor que la del pasado mes. Por su parte, la variación mensual ha sido del -0,6%, lo que supone un descenso del nivel general de precios entre agosto y septiembre.

En lo que respecta a la inflación subyacente, que no tiene en cuenta los productos energéticos y los alimentos no elaborados, este mes se ha producido un descenso hasta el 6,2%. De confirmarse, sería la primera vez desde hace 15 meses que se produce una bajada de la tasa anual de la inflación subyacente.

Las causas del leve descenso de las tasas anuales del nivel general de los precios se encuentran en la evolución de los precios de la electricidad, los carburantes y el transporte, que descendieron ligeramente mientras que en el mismo mes de 2021 aumentaron.