UGT Andalucía exige una política, económica, social y consensuada que fortalezca las cifras de nuestra industria

UGT Andalucía exige una política, económica, social y consensuada que fortalezca las cifras de nuestra industria

Tras la levísima mejoría obtenida el mes pasado, en este mes de febrero hemos mejorado de forma muy destacada. Tanto es así, que se parece consolidar el cambio de tendencia con un esperanzador inicio de 2019 de crecimiento de nuestra industria, en esta ocasión ha sido del 1,5%, ,1 4 puntos mejor que la cifra del mes pasado (0,1%) y muy por encima del -0,2% de retroceso estatal y solo inferior a las tres CCAA con tasas interanuales más elevadas.

05/04/2019 |

Imagen noticia

Según las cifras publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Índice de Producción Industrial de Andalucía (99,4), aunque inferior a la media estatal (103,8), pasa ahora a obtener tasas de variación mucho más positivas que las cosechadas para el conjunto del Estado.

Con ello, si comparamos la tasa de variación media en lo que llevamos de inicio de año (1,7%), en lo que a producción industrial se refiere, podemos observar como la distancia con respecto a la media estatal (0,9%), con la que arrancamos el año, se ha visto solventada de manera drástica, pasando a situarse en 0,8 puntos pero a nuestro favor. En estos términos de media de lo que va de año, solo 6 CCAA crecen por encima de Andalucía.

Para lograr el fortalecimiento de las cifras obtenidas, que hemos exigimos en el titulo de este documento, precisamos de la concatenación de un largo periodo de crecimiento continuado que, desgraciadamente, no conseguimos llevar a cabo. Los datos positivos se alternan con otros negativos que prácticamente vienen a anular lo logrado y, por lo tanto, a dejar de manifiesto la tremenda debilidad de nuestro sector, en comparación con el de otras regiones de mayor tradición industrial.

Febrero fue positivo solo para 8 de las regiones, por lo que, no ha sido un buen mes para la industria en el conjunto del Estado. Afortunadamente el sector secundario andaluz registró el cuarto mayor de los crecimientos, solo por detrás de Castilla - La Mancha (5,1%), Aragón (3,4%) y Canarias (2,5%). En el lado opuesto, es de resaltar los elevados descensos de la producción industrial registrados en Extremadura (-6,8%), Galicia (-5,8%) y Baleares (-5,2%).

El giro social que queremos que dé la política socioeconómica actual, con el objetivo fundamental de colocar a los ciudadanos en general y a los trabajadores en particular, en el centro de la misma, tiene como elemento fundamental el desarrollo de un ambicioso proceso de industrialización para Andalucía que ponga punto y final a la brecha histórica, que en esta materia, ha mantenido nuestra Comunidad Autónoma.

Dentro de este proceso de industrialización y aprovechando el potencial de la agroindustria andaluza, apostamos por el desarrollo de actividades industriales de alto valor añadido, lo suficientemente innovadoras como para mejorar los índices generales de competitividad de las empresas andaluzas sin tener que recurrir al fácil e ineficaz recurso de recortar en plantillas.