UGT Andalucía solicita un permiso retribuido para atender al cuidado de menores por situaciones derivadas de la Covid 19

UGT Andalucía solicita un permiso retribuido para atender al cuidado de menores por situaciones derivadas de la Covid 19

La pandemia que estamos viviendo ha sido difícil para todo el mundo, especialmente para las familias más vulnerables: aquellas con escasos recursos o con trabajos precarios, también ha sido muy complicado para aquellas familias que han tenido que teletrabajar y cuidar a menores o personas dependientes. De entre estas familias, UGT Andalucía hoy quiere destacar la situación de las familias monoparentales, mejor llamadas monomarentales, por su alta feminización.

24/09/2020 |

Imagen noticia

En España, según datos de la Fundación Adecco, hay 1.842.200 hogares formados por un adulto/a y uno o más hijos o hijas: el 83% están encabezados por una mujer. Cada vez hay más familias monomarentales, además tienen un alto riesgo de padecer pobreza y/o exclusión social. Las dificultades de acceso al empleo se convierten en el mayor desencadenante de esta pobreza: un 43% de estas mujeres no tiene trabajo, mientras que un 17% afirma tener algún tipo de ocupación, pero sin contrato: el 11% figura en los registros de desempleo, mientras que el 6% restante no ha acudido a los mismos por desmoralización o situación de irregularidad. 7 de cada 10 lleva más de un año sin empleo: un 48% supera los 24 meses y un 22% lleva entre 1 y 2 años desempleada. Ante esta precariedad laboral de las madres, nos podemos hacer una idea de las necesidades económicas de sus hijos e hijas.

Para cualquier persona con menores o dependientes a cargo es complicado compatibilizar cuidado y empleo, vemos cada día que no hay igualdad laboral de las mujeres que son quienes concilian mayoritariamente y las dificultades que tienen para mantener o mejorar en su carrera profesional cuando tienen personas a su cargo, incluso cuando en su familia hay dos miembros adultos, imaginemos esto solo hay una persona: esta tiene el doble de problemas y la mitad de recursos: debe buscar o adaptar su empleo a sus necesidades familiares, con todos los problemas que eso conlleva, sin tener con quien compartir sus responsabilidades familiares, y eso en el mejor de los casos que es cuando se tiene un empleo y un sueldo.

Muchas familias monomarentales entrar en el círculo vicioso de no tener disponibilidad para trabajar por problemas de conciliación con sus menores, pero con la enorme responsabilidad de tener que cuidarlos y además, mantenerlos económicamente.

Todo esto se ha agravado durante la pandemia, según un estudio de la Federación de Asociaciones de Madres Solteras, en adelante FAMS, más de un 60% de estas familias han declarado tener dificultades para afrontar los gastos de alimentación a corto o medio plazo durante el estado de alarma.

Una de cada tres han tenido que renunciar a sus redes de apoyo por la pandemia, con lo que esto supone para el mantenimiento de su empleo. De hecho un 87% declaran que la crisis sanitaria ha afectado seriamente su trabajo.

De las que tienen un empleo, al menos el 63% está teletrabajando pero el 19% está teniendo que salir de su domicilio para trabajar, con las dificultades que eso supone para una familia con solo una persona adulta al cargo y sin redes, como hemos comentado antes.

UGT Andalucía comparte con FAMS que la situación de vulnerabilidad de las familias monoparentales viene asociada a la falta de reconocimiento y de regulación explícita de medidas dirigidas a ellas. Se necesitan ayudas públicas, tales como mejora de los derechos de conciliación para este tipo de familias, ayudas económicas, facilidad para acceder a los servicios públicos de cuidados, y un largo etc.

En especial desde UGT Andalucía estamos solicitando un permiso retribuido para atender al cuidado de menores por situaciones derivadas de la Covid 19 que sería especialmente útil para estas familias.

Además de los derechos y ayudas públicas, también se necesitan medidas específicas en los centros de trabajo para atender estas situaciones especiales. Desde UGT Andalucía defendemos que las familias monomarentales y monoparentales tengan prioridad en el ejercicio de los derechos de conciliación de las empresas, así como medidas de acción positiva para ellas en forma de permisos retribuidos, ayudas económicas, etc, que como sindicato defendemos en la negociación de los Planes de igualdad, aunque muchas veces no conseguimos que las empresas quieran hacerse cargo ni perciban esta necesidad por falta de sensibilización.

Nuestro sindicato entiende que la justicia pasa por tratar a las personas y a las familias en función de sus necesidades, la universalidad de las medidas es tremendamente injusta cuando no son proporcionales a las rentas o a las situaciones familiares.