UGT elabora un plan para frenar la siniestralidad laboral en Córdoba, que se cobró diez vidas en 2018

UGT elabora un plan para frenar la siniestralidad laboral en Córdoba, que se cobró diez vidas en 2018

UGT ha elaborado un plan de medidas encaminadas a frenar el incremento de la siniestralidad laboral en la provincia de Córdoba, "que se disparó el pasado 2018", cuando "perdieron la vida diez trabajadores", y por eso, entre otras propuestas, el sindicato estudia con la patronal CECO una campaña conjunta para colocar desfibriladores en las zonas industriales de la ciudad, así como en grandes empresas y núcleos comerciales.

07/02/2019 |

Imagen noticia

A este respecto y en rueda de prensa, el secretario de Salud Laboral, Acción Sindical y Medio Ambiente de UGT-Córdoba, Jaime Sarmiento, ha recordado que, "de estos nueve accidentes mortales oficiales", pues el último aún no se ha contabilizado, "cuatro de ellos fueron por causas traumáticas, uno 'in itinere' y otros cuatro fueron por causas no traumáticas, bien por infarto o ictus".

Precisamente, las altas cifras de fallecimientos en el mundo laboral por causas no traumáticas han llevado a UGT-Córdoba a "plantear una batería de medidas, tanto a la Administración como a los empresarios".

Entre estas propuestas, Sarmiento ha aludido a la "invitación a la participación de la Fiscalía en la Comisión Provincial de Riesgos Laborales, la apertura de los presupuestos autonómicos para que se investiguen todos los accidentes o la inclusión de los estudios psicosociales en las evaluaciones anuales de riesgo".

Asimismo, el responsable de Salud Laboral de UGT-Córdoba ha avanzado que "hay conversaciones con CECO para poner en marcha una campaña conjunta", con el fin de que "en la provincia de Córdoba se invierta dinero para que haya desfibriladores en las grandes empresas, en los centros comerciales o en puntos de encuentro, así como dar la formación necesaria para usarlos".

Por último, el responsable sindical ha hecho hincapié en el "aumento de accidentes laborales ocurridos en la provincia de Córdoba en 2018 en todas sus tipologías: leves, graves y mortales".

Tanto es así, que el índice de incidencia, que es el valor proporcional que mide el número de accidentes laborales por cada 100.000 trabajadores en activo, "se incrementó en un cuatro por ciento en Córdoba en el último año, mientras que en la media andaluza descendió un 0,6 por ciento, en comparación con 2017".