UGT FICA Andalucía reclama medidas efectivas para combatir la siniestralidad laboral

Noticias > Laboral Economía Servicios Públicos

UGT FICA Andalucía reclama medidas efectivas para combatir la siniestralidad laboral

Exigimos un incremento de los medios de la Inspección de Trabajo, de las sanciones y un endurecimiento de las condenas

27/04/2018 |

UGT FICA Andalucía, con motivo de la celebración del día mundial de la salud y la seguridad en el trabajo el próximo día 28 de abril, denunciamos el incesante aumento de accidentes de trabajo que afectan gravemente a todos nuestros sectores en Andalucía, llegando a ostentar el triste record de incremento respecto al año anterior en el sector de la industria, con 18 fallecidos en 2017 frente a 9 en el año anterior. También la construcción y el sector agrario registran el mayor índice de accidentalidad con baja laboral, lo que ha supuesto que se ha incrementado las bajas en un 16% y un 11% respectivamente.

 

En el conjunto de los sectores el aumento de un 5% de los accidentes, y del 15% de los graves, que incrementan año a año los índices de siniestralidad, tienen que ser motivo suficiente para que se tomen medidas efectivas para luchar contra esta lacra invisible que ha supuesto que 113 personas fallecieran el pasado año en nuestra Comunidad por el hecho de ir a trabajar. Más de dos muertes por semana.

 

Exigimos que los accidentes de trabajo dejen de ser invisibles para los medios de comunicación, ya que estos tienen un papel importantísimo a la hora de concienciar a la sociedad sobre las carencias que tenemos los trabajadores y trabajadoras. Sólo la visibilidad de los accidentes de trabajo en los medios de comunicación de una manera continua logrará que estos sean reconocidos por todos como una lacra a erradicar, tal como ha ocurrido con otras lacras de esta sociedad.

 

Está comprobado que siete de cada diez accidentes mortales producidos en centros de trabajo se podrían haber evitado de haberse cumplido la normativa de prevención de riesgos laborales. Por ello solicitamos un incremento de los medios de la Inspección de Trabajo que permita hacer una vigilancia de las condiciones laborales, y al mismo tiempo exigimos a la Inspección que adopte políticas de control y seguimiento que convenzan a los empresarios de que la inversión en salud laboral y prevención de riesgos laborales es más económico que el incumplir la normativa. Ya que supone un doble ahorro, por un lado con la reducción del absentismo, y por otro, por las posibles sanciones.

 

Solicitamos de las Administraciones medidas efectivas para poder conseguir que no se produzcan muertes en los centros de trabajo a diario.

Se hace necesario reivindicar la figura del Delegado de Prevención Sectorial, debido a la multiplicidad de centros de trabajo con escaso número de trabajadores; bien debido a la propia eventualidad o estacionalidad de la actividad correspondiente o bien por la dificultad para nombrar representación legal de los trabajadores. Pequeñas empresas donde la precariedad en el trabajo es mayor y por lo tanto el aumento en el riesgo laboral.

Exigimos más formación en materia de prevención de riesgos laborales a los trabajadores y trabajadoras. Ya que fundamentalmente en las pequeñas empresas podemos afirmar que no existe ésta, es más muchos empresarios salvan su responsabilidad obligando a los trabajadores a la firma de un documento en el momento de su contratación (ya sabemos todos que ocurre si el trabajador no lo firma), donde se indica que han recibido la formación en materia de prevención de riesgos laborales y los EPI’s, siendo ambas circunstancias falsas, al no recibir la formación y verse obligado el trabajador a comprar sus propios EPI’s.