UGT manifiesta su decepción ante la oferta ridícula de aumento de plantilla presentada por la Consejería de Educación

UGT manifiesta su decepción ante la oferta ridícula de aumento de plantilla presentada por la Consejería de Educación

En la Mesa Sectorial celebrada este jueves, la Consejería de Educación vuelve a reírse, de nuevo, de las Organizaciones Sindicales. Desde la Federación de Empleados y Empleadas de los Servicios Públicos (FeSP) de UGT Andalucía hemos acudido a esta Mesa Sectorial con cierta esperanza después de que el miércoles, tras las presiones de UGT, la Consejería de Educación se comprometiese a reunirse con la Consejería de Hacienda para estudiar una dotación presupuestaria destinada a refuerzo de profesorado.

04/09/2020 |

Imagen noticia

La Consejería nos ha presentado su propuesta de incremento de presupuesto para los gastos de funcionamiento de los centros, así como aumento de plantilla de 551 docentes para centros públicos, que tras hacer un receso en el transcurso de la Mesa para hablar con Hacienda, gracias a la presión sindical, subió a 677 con el compromiso de poder llegar a 800 docentes.

Desde FeSP UGT Andalucía consideramos que esta cifra es totalmente insuficiente y así se lo hemos hecho saber a la Consejería de Educación, a la cual le demandamos un trabajo que debería haber realizado, centro por centro y aula por aula, para cuantificar el número necesario de docentes que asegurasen el 1,5 metros de distanciamiento social entre el alumnado. Esta necesidad, UGT la lleva pidiendo desde el mes de marzo y hoy, 3 de septiembre, se nos presenta un incremento ínfimo de plantillas que no supondrá bajada de ratio en las aulas andaluzas.

Por este motivo, desde FeSP UGT Andalucía tampoco hemos entrado a valorar el borrador de circular de flexibilización de horarios y enseñanza que la Consejería nos ha presentado, y que pretende mandar a los centros, puesto que entendemos que no ha existido un esfuerzo real, por parte de la Consejería de Educación para aumentar las plantillas docentes y bajar las ratios.