UGT pide mejores salarios y condiciones laborales para evitar el colapso del transporte por carretera

UGT pide mejores salarios y condiciones laborales para evitar el colapso del transporte por carretera

La falta de conductores de camión no sólo es un problema del Reino Unido. En España faltan unos 15 mil camioneros, según la propia patronal del transporte por carretera. En Andalucía podrían necesitarse unos dos mil, de forma inminente.

14/10/2021 |

Imagen noticia

El  secretario del Sector de Carreteras, Urbanos y Logística de FeSMC UGT Andalucía, Antonio Rafael Muñoz López, asegura que: "las condiciones laborales del sector son precarias, y no son atractivas para que una nueva generación asuma el relevo de los camioneros mayores que se jubilan. Hacen falta, conductores nacionales, pero sobre todo de tráiler, que hagan transporte internacional. Es un trabajo duro, que supone llevarse muchos días fuera de casa (en caso de transporte nacional una media de ocho días y de 16 el internacional). Las jornadas son largas, la carretera tiene riesgos, sobre todo cuando hay empresas que presionan y fuerzan, a incumplir horarios de conducción, medidas de seguridad, u obligan a realizar las cargas y descargas en el tiempo de descanso del conductor. Los salarios y los tiempos de descanso, no se corresponden con el esfuerzo realizado y la imposibilidad de conciliar vida laboral y familiar". Asegura Antonio Rafael Muñoz que: "muchas empresas priman los resultados económicos sobre la calidad del servicio y la seguridad de los camioneros, lo que también se traduce en un riesgo para la seguridad vial".

FeSMC UGT-A denuncia que las prácticas llevadas a cabo, cada vez por más empresas, primando los resultados económicos sobre la calidad del servicio, están llevando a la falta de profesionales que se dediquen al transporte. A esto, hay que sumar el alto coste del carné de camión, y el problema de los examinadores. La DGT no renueva la plantilla de examinadores y los que quieren sacarse el carné sufren esperas de más de seis meses para poder examinarse, además del alto coste del permiso, que ronda entre mil y mil doscientos euros el de camión rígido y el CAP, y entre dos mil y dos mil doscientos euros el del tráiler.

Cabe destacar que, mientras en el resto de profesiones la ley marca un descanso entre jornada de 12 horas, a los conductores se les reduce, en el mejor de los casos a 11 horas, y el peor a 9 horas.

Desde el sector Carreteras, Urbanos y Logística de FeSMC UGT Andalucía pedimos la revalorización de estos trabajos, tanto económica como socialmente, mejorando sus condiciones, y desde luego el cumplimiento estricto del Reglamento C.E. del Parlamento Europeo 561/2006, donde se establecen las normas y los tiempos de conducción, con un conductor o con un equipo. En España existe un Acuerdo Marco Estatal del Transporte de Mercancías, pero establece unas condiciones laborales básicas, y son muchos los convenios colectivos provinciales cuya negociación está bloqueada por la cerrazón de la patronal.

Las empresas deben empezar a pensar en distribuir mejor sus amplios beneficios, en vez de quejarse por la falta de conductores, y potenciar a éstos para que les siga siendo atractiva la profesión que les gusta. "Hoy día la incorporación de jóvenes es lenta y escasa" asegura Antonio Rafael Muñoz.

La grave situación que estas semanas se está viviendo en el Reino Unido, ya es muy parecida en algunas provincias andaluzas, como es el caso de Almería o Huelva. En los próximos 15 años se jubilarán más del 50% de las plantillas de conductores, que tienen una edad media de unos 50 años, y en estos momentos la profesión de conductor no atrae a los jóvenes.