El Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS) aprueba el dictamen de presupuesto del Ayuntamiento para 2018

El Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS) aprueba el dictamen de presupuesto del Ayuntamiento para 2018

03/01/2018 |

Imagen noticia

El consejo Económico y Social de Sevilla (CESS), ha  validado  el proyecto de presupuestos del Ayuntamiento de Sevilla para 2018.

El Dictamen del Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS), que ha sido aprobado hoy en el pleno de este órgano consultivo, se ha mostrado satisfecho con las cuentas presentadas por el gobierno socialista, sobre todo por la tendencia ascendente (+ 13 %) en el capítulo de inversiones que, puede suponer con esa búsqueda de la reactivación económica, la creación de empleo y la atención a las personas.

El informe aprobado en el día de hoy consta de casi un centenar de páginas y valora el esfuerzo inversor en políticas de vivienda, cooperación al desarrollo, consumo, polígonos, cultura e igualdad, aunque sobre este último recomendó aumentar las partidas. El CESS sí reprueba la escasa apuesta económica en materia turística, sobre todo dada la elevada trascendencia de este sector en Sevilla, avalado por cifras récords de visitantes y pernoctaciones a lo largo de los últimos años.

El consejo sin embargo objeta sobre el papel sobre, la inexistencia de un plan municipal de la vivienda que frene el descenso de la población y posibilite el acceso a los jóvenes a la vivienda. Y es que, dentro de sus valoraciones, el dictamen pone de nuevo el acento en el descenso de población que sufre la ciudad desde 2011 por su impacto negativo que pueda tener en los ingresos vía transferencias del Estado. Esto también se traduce en una reducción en la actividad vía consumo subraya el dictamen, que insiste en la puesta en marcha de campañas, principalmente de vivienda, para un crecimiento real de la población», que sería clave para un incremento de la actividad económica y un aumento de los ingresos.

El dictamen, igualmente, avala el crédito de 31,3 millones planteado por el Consistorio para 2018, porque se realiza sin aumentar la carga financiera municipal, ya que el importe es inferior a las amortizaciones a realizar a lo largo del año, logrando un incremento en el estado de gastos sin aumentar su endeudamiento.

También evaluó positivamente que se prevea un descenso de la deuda viva de 12 millones, con lo que se estima que la carga financiera a final de 2018 sea de 375 millones.

El Dictamen subraya la parte negativa a su juicio del presente presupuesto en  la liquidación de presupuestos anteriores y, sobre todo, el grado de ejecución. Ahí es donde el CESS se muestra más críticos  a la vista de que los últimos presupuestos han arrojado datos de ejecución discretos que no deberían repetirse en años futuros. Así, desgrana la liquidación definitiva de 2016, con una partida de gastos ejecutada sólo al 85,5 por ciento, con lo que se dejó pendiente de ejecutar un total de 120,3 millones de euros. La evaluación es más severa cuando se ciñe exclusivamente al nivel de ejecución de las inversiones reales, cuya ejecución no alcanzó el 45 por ciento.

El avance de la liquidación del presupuesto de 2017 incurre en los mismos errores. Si bien los ingresos, a fecha de 28 de noviembre, están al 88,95 por ciento, en el capítulo de gastos se sitúa en el 69,8 por ciento, inferior incluso a los resultados del ejercicio anterior. Al respecto, el CESS centra su preocupación en los capítulos de inversiones y transferencias de capital, con el 12,9 y el 22,6 por ciento respectivamente.

"Merece una valoración negativa, aunque somos conscientes que en el último mes del año pueden producirse avances en la liquidación", indica el Consejo, que "en todo caso avisa que el porcentaje, al menos en inversiones, rondará el 55 por ciento, porcentaje que sigue resultando insuficiente".

En cuanto al pago a proveedores, el consejo hace una valoración negativa al consejo en el sentido de la tardanza del Ayuntamiento de Sevilla a la hora de pagar las facturas a sus proveedores. El informe advierte del aumento en el periodo medio de pago a proveedores, que según el dato actualizado del mes de octubre de 2017 fue de 61,49 días, cuando en el mismo mes del año anterior era de 38,1 días. En todo caso, sobrepasan ampliamente los 30 días de plazo legal, establecido por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Dentro de estas quejas, señalan sobre todo a los pagos del propio Ayuntamiento de Sevilla, que se elevan a los 102,38 días de media, los de la Gerencia de Urbanismo, con 87,95 días; o los del Instituto de Cultura y Arte de Sevilla, que alcanzan una media de 103,57 días. Un retraso que, según la Delegación de Hacienda, no es por problemas de tesorería, sino a cuestiones burocráticas por el pago de facturas atrasadas y determinadas faltas de agilidad en los procedimientos que se van resolviendo.

Una justificación que no termina de convencer al CESS y por ello indicamos en el informe que acorte los plazos de unos pagos que afectan sobre todo a las pequeñas empresas.

UGT Sevilla es miembro del Consejo Económico y Social de Sevilla y en la negociación del Presupuesto en el grupo de trabajo han participado el Secretario de Institucional y Política Sindical, Diego Carlos García Cebrián y la Secretaria de Comunicación,  Imagen, Redes y Salud Laboral de UGT Sevilla.