LA UJP-UGT denuncia la pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas con la subida del 0,25%

09/01/2017 |

Imagen noticia
La Unión de Jubilados y Pensionistas (UJP) de UGT Córdoba se ha concentrado esta mañana en la puerta de la Subdelegación del Gobierno para reivindicar unas pensiones dignas coincidiendo con la aprobación en Consejo de Ministros del Proyecto de Ley que el Gobierno enviará para tramitación parlamentaria y que contempla una revalorización de las pensiones del 0,25%. De esta forma, el secretario general de la Unión de Jubilados y Pensionistas de UGT-Córdoba, Francisco Figueroba, y la secretaria de Políticas Sociales de UGT, Rafi Sanz, han sido los encargados de leer un manifiesto en el que se ha denunciado la pérdida de poder adquisitivo de este colectivo, que también ha entregado un saco de carbón en señal de desacuerdo con la medida impuesta por el ejecutivo. Un documento cuyo contenido han tenido oportunidad de explicar en persona al subdelegado del Gobierno en Córdoba, Juan José Primo Jurado.
 
En el manifiesto entregado, la Unión General de Trabajadores rechaza el aumento del 0,25% de las pensiones públicas (1,62 euros de media al mes para la pensión más habitual que se sitúa en 650 euros) que aprobó el Consejo de Ministros para el año 2017, el incremento mínimo fijado por la ley. Para la UJP-UGT, esta subida es totalmente insuficiente, ya que supone una pérdida de poder adquisitivo de un 1,25% como mínimo para todos los pensionistas, pues el IPC se ha situado en enero en un 1,5%. Un recorte bastante evidente que va a aumentar los niveles de pobreza de este colectivo y reducir, más si cabe, su Estado de Bienestar.
 
UJP-UGT lleva defendiendo durante meses la revalorización de las pensiones entre un 1,1% y un 1,6% conforme al IPC que estaba previsto para 2017 y establecer medidas para incrementar los ingresos de la Seguridad Social. En este sentido, UJPUGT propone asegurar el poder adquisitivo de las pensiones incluyendo también una cláusula de revisión a final de año para que no lleguemos a un sistema de pensiones mínimas.
 
Freno al diálogo social
 
Asimismo, la decisión del Ejecutivo de subir las pensiones un raquítico 0,25% supone además unmal comienzo del diálogo social, ya que esta ha sido la primera cuestión a tratar en materia de pensiones y el Gobierno se ha negado a tenerla en cuenta. El Gobierno no sólo no ha dado explicación alguna sino que ha impedido cualquier tipo de discusión ya que no reconoce las que acucian cada vez más a este colectivo.
 
Frente a todo esto, y ante la propuesta de UGT y CCOO y de la mayoría parlamentaria, el Ejecutivo simplemente ha dado un NO por respuesta, vetando esta iniciativa parlamentaria, algo que desde UJP-UGT consideramos intolerable y motivo de nuestro profundo rechazo y contra lo que, desde aquí queremos anunciar, continuaremos en lucha.
 
Por todos estos motivos, desde la UJP-UGT exigimos al Gobierno que rectifique y aumente las pensiones, al menos, en un 1,5%, de acuerdo con la inflación, para que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo, e introduzca una cláusula de revisión que garantice el poder adquisitivo de las pensiones para todo 2017, en caso de desviación al alza de la inflación real.