UGT pide a Gobierno y Junta un plan de choque para atajar el "fraude" en contratos en el campo y exige más Inspección

UGT pide a Gobierno y Junta un plan de choque para atajar el "fraude" en contratos en el campo y exige más Inspección

El secretario general de FICA UGT-A, Manuel Jiménez, ha pedido al Gobierno central y a la Junta de Andalucía que establezcan un plan de choque y una acción conjunta para atajar el "fraude generalizado" en los contratos en el campo y ha exigido un aumento de efectivos de la Inspección para elevar los controles en los tajos agrícolas y un cuerpo específico de inspectores para el campo.

10/08/2017 |

Imagen noticia

Manuel Jiménez además ha criticado la situación de los convenios colectivos en toda la comunidad, de forma que ha lamentado que "los salarios en el campo andaluz se han congelado en los últimos años". Ha citado expresamente el caso del convenio del campo andaluz, donde "están sin convenio y la patronal encima plantea una congelación salarial".

"Existe una situación de fraude generalizado de los contratos, donde se dan esos contratos al final de la actividad; no se firma el contrato antes de empezar a trabajar", ha aseverado el dirigente sindical, quien denuncia que "las altas de la construcción se están dando después de hacer el trabajo".

Asimismo, ha denunciado la actitud de los intermediarios o 'manijeros', los cuales "se llevan un alto porcentaje del salario de los trabajadores agrarios, que a veces llega al 20 por ciento, para conseguir un trabajo a los jornaleros; reciben un 20 por ciento del sueldo del trabajador agrario como comisión", lo cual, a su juicio, "supone una situación de fraude".

"No tienen relación los datos de producción con las peonadas, no se declaran muchas peonadas; y al casar ambas variables se ve perfectamente que hay un fraude", ha añadido Jiménez, para el que "la situación del campo andaluz no es de recibo".

Por ello, ha pedido a las administraciones, tanto central como autonómica, que "tomen medidas serias", de manera que "haya más efectivos de la Inspección e incluso un cuerpo especializado en el campo, para perseguir el fraude en la contratación y la economía sumergida que se está implantando en el sector agrario".

"Queremos un plan de choque para que pueda aflorar la situación de economía sumergida y explotación laboral", ha aseverado el dirigente sindical, quien asegura que "la propia Policía conoce y persigue la explotación laboral que se vive en el campo".

Ante esta situación "las administraciones no pueden mantenerse impasibles ante esta situación", por lo que insiste en pedir un plan de choque "que permita a los sindicatos llegar a todos los tajos y denunciar y aflorar toda la economía sumergida".

"El problema es que no llegamos a los tajos ni somos capaces de cuantificar hasta dónde llega el fraude, queremos que las administraciones puedan acordar y buscar fórmulas que permitan llegar a todos los rincones".

Además pide al Gobierno central más efectivos de la Inspección de Trabajo y un cuerpo específico para el campo.

Asimismo, ha lamentado que "a aquellos trabajadores que denuncian el fraude en las peonadas no los vuelven a llamar, por lo que se está creando un círculo vicioso muy peligroso y que trae como consecuencia más explotación laboral".

Por ello, pide a Gobierno y Junta "una acción conjunta para que aflore esa situación de explotación laboral, de fraude que existe en el campo andaluz", algo que "se ha incrementado con la crisis".