Desde el 3 de noviembre, las mujeres europeas trabajan gratis Día Europeo de la Igualdad Salarial

Desde el 3 de noviembre, las mujeres europeas trabajan gratis Día Europeo de la Igualdad Salarial

En el Día Europeo de la Igualdad Salarial, 3 de noviembre, la Unión General de Trabajadores denuncia que las mujeres siguen ganando una media del 16,2% menos que los hombres en la Unión Europea (UE).

06/11/2018 |

Imagen noticia

La Comisión Europeaha dado a conocer la brecha salarial en el conjunto de la UE, a través de Eurostat, que pone de manifiesto que desde el 3 de noviembre y hasta el final de año (queda un 16% del año laboral) las mujeres europeas trabajan gratis. En España la brecha es del 14,2%, triplicando las tasas de Italia, Rumania y Luxemburgo, por lo que las trabajadoras de nuestro país trabajan gratis desde el 10 de noviembre hasta final de año.
Algunos de los factores que contribuyen a aumentar la brecha salarial, según la Comisión Europea, son: 

·           Los cargos de dirección y supervisión son abrumadoramente ocupados por los hombres. Dentro de cada sector los hombres son, a menudo, más promocionados que las mujeres, y mejor pagados como consecuencia de ello. Esta tendencia tiene su mayor reflejo en el nivel más alto, entre los CEO sólo el 6,3% son mujeres.
 

·           Las mujeres se hacen cargo de las tareas no pagadas, como el trabajo doméstico y el cuidado de niños o familiares en mayor escala que los hombres. Los hombres utilizan un promedio de 9 horas por semana en cuidados no remunerados y actividades domésticas, mientras que las mujeres trabajadoras dedican 22 horas semanales, casi 4 horas todos los días. En el mercado laboral esto se refleja en el hecho de que más de 1 de cada 3 mujeres reduce su salario por trabajar a tiempo parcial, mientras que solo 1 de cada 10 hombres hace lo mismo.
 

·           Las mujeres tienden a permanecer más tiempo fuera del mercado laboral que los hombres. Estas interrupciones de carrera no solo influyen en el pago por hora, sino que también repercute en las ganancias y pensiones futuras.
 

·           Segregación en la educación y en el mercado laboral; esto significa que, en algunos sectores y ocupaciones, las mujeres tienden a estar excesivamente representadas, mientras que en otros están sobrerrepresentados. En algunos países, las ocupaciones dominadas predominantemente por mujeres, como la docencia o el comercio, ofrecen salarios más bajos que las ocupaciones predominantemente realizadas por los hombres, incluso cuando se necesita el mismo nivel de experiencia y educación (formación).
 

·           La discriminación salarial, aunque ilegal, sigue contribuyendo a la brecha salarial de género.


La Unión General de Trabajadores valora las iniciativas de la Comisión Europea para paliar esta problemática. En el contexto del Pilar europeo de derechos sociales, la Comisión ha intervenido para permitir a los progenitores y cuidadores que trabajan desarrollar mejores carreras profesionales sin abandonar el cuidado de sus familias.
En este sentido, la propuesta de conciliación presentada por la Comisión incluye el derecho para todos los padres de disfrutar de al menos 10 días de permiso laboral en los días inmediatamente anteriores o posteriores al nacimiento de un hijo. El permiso parental remunerado se convertiría, además, en un derecho no transferible e igual para mujeres y hombres, un poderoso incentivo para que los hombres se acojan a esta posibilidad en lugar de requerir a las mujeres que interrumpan sus carreras durante un largo periodo mientras los hombres se reincorporan rápidamente a sus puestos. En última instancia, aumentará la participación de las mujeres en el mercado de trabajo. Las negociaciones con el Parlamento Europeo y el Consejo están en curso y se vislumbra un acuerdo para finales de año. La Comisión insta a las partes a que hagan todo lo posible por llegar a un ambicioso acuerdo.
La Comisión ha puesto en marcha también un Plan de acción de la UE para abordar la brecha salarial entre hombres y mujeres para el periodo 2018-2019. En él se otorga prioridad a ocho ámbitos esenciales de actuación. Hasta ahora, se han concedido fondos por valor de 3,3 millones de euros a proyectos destinados a luchar contra los estereotipos en la orientación profesional y la elección de profesiones. En las próximas semanas, se abriá una consulta pública para determinar los resultados prácticos de las normas sobre igualdad salarial de la UE y para recabar nuevas ideas que permitan cumplir mejor los objetivos. La Comisión propone también recomendaciones específicas por países y sigue la evolución de la brecha salarial de género en el Semestre Europeo.
La Comisión ha iniciado una evaluación de la Directiva relativa a la aplicación del principio de igualdad de oportunidades e igualdad de trato entre hombres y mujeres en asuntos de empleo y ocupación. Ese ejercicio se basará, entre otras fuentes de información, en los debates mantenidos con las partes interesadas —e n particular los interlocutores sociales— y los Estados miembros. En el mes de noviembre se abrirá una consulta pública online.


La Comisión Europea también ha elaborado una serie de informes por países que analiza la brecha salarial en cada uno de los Estados miembros, tomando como referencia el salario bruto por hora promedio entre hombres y mujeres.


La brecha de ingresos globales de género en España era en el año 2014 del 35,7% (la brecha de ingresos promedio de género en la UE es del 39,6%).


Por todo ello, a partir del 10 de noviembre, UGT relanzará la campaña “Yo trabajo gratis”, por tercer año consecutivo, con el fin de concienciar, en primer lugar, a todos los trabajadores y trabajadoras sobre esta discriminación por razón de sexo, que tiene una repercusión severa en los salarios de las mujeres y que va a acentuarse más allá de su vida laboral, durante su etapa de jubilación, provocando un elevado porcentaje de mujeres que han tenido un empleo a lo largo de toda su vida y que están riesgo de situarse por debajo de los umbrales de pobreza.


Además, el sindicato exige al Gobierno la aprobación de una Ley de Igualdad Salarial y la activación de todos los mecanismos posibles para hacer cumplir la Constitución Española en sus artículos 14 y 9, ya que de su cumplimiento se deriva la igualdad salarial entre hombres y mujeres. Y exige que cumpla con las recomendaciones de la Comisión Europea en esta materia.


UGT reclama la apertura de una mesa de diálogo social sobre esta materia, que implique a todos los Ministerios, y a los partidos políticos que se sumen a esta reivindicación histórica del sindicato, que lucha para eliminar las diferencias salariales entre mujeres y hombres y que se ha intensificado en los últimos diez años, ante la inexistencia de políticas de igualdad que impide que se avance en la eliminación de esta discriminación, que afecta ya a más de ocho millones de trabajadoras y a más de dos millones de mujeres que han accedido a la jubilación.