Jaén, provincia andaluza más inflacionista en noviembre (0,3%) aunque la tasa anual se sitúa en 1,3%

Noticias >

Jaén, provincia andaluza más inflacionista en noviembre (0,3%) aunque la tasa anual se sitúa en 1,3%

Desciende el precio de los carburantes, las frutas y la electricidad y se abaratan los servicios de alojamiento y de los paquetes turísticos. La economía jiennense finalizó el mes de noviembre de 2018 con el aumento del 0,3% de los precios siendo en Andalucía y Estado -0,1%. Por grupos: Vestido y calzado 9,4% fue el grupo de incremento más significativo. Los transportes -1,4%, hoteles, cafés y restaurantes -1,2% y ocio y cultura -0,8%, redujeron sus precios. Por provincias: sólo en Jaén (0,3%) y Córdoba (0,1%) se incrementaron los precios. Descendieron en Cádiz (-0,5%) y Granada (-0,3%), mientras que en Málaga (0,0%) fue constante. En alimentos de primera necesidad, la carne de ovina (0,9 %) y pescado, legumbres y hortalizas frescas (0,8%) registraron los incrementos más destacados. En sentido contrario hubo importantes abaratamientos en frutas frescas (-7,3%) y aceite y grasas (-3,1%).

16/12/2018 |

     Otras cuestiones:

     Los carburantes se han abaratado significativamente. El diésel ha pasado de 1,29€ a 1,20€ en su nivel más bajo.

     Euribor: Se ha incrementado por octavo mes consecutivo al 0,147, parece consolidar un nuevo problema para las dañadas economías domésticas.

     El recibo de la luz. Encadena dos mensualidades a la baja y se reduce un 2,1%. Siendo prácticamente igual al de hace un año, y el precio medio previsto para el cierre 2018 superará el 9,7% al año anterior.

     En definitiva, en espera del último mes del año parece que la inflación nos da un respiro tanto en términos mensuales como interanuales.

Reseñar que dicha reducción en el nivel general de los precios sea en productos esenciales como: los combustibles, los alimentos de primera necesidad y el coste de la electricidad.

Desgraciadamente, el retroceso inflacionista no viene acompañado por un proceso de mejora de las retribuciones que viene exigiendo nuestra organización sindical.

De esta forma el descenso de precios queda menguado en términos de poder adquisitivo real.

Nos encontramos en un momento sociopolítico convulsivo marcado por un novedoso resultado de las elecciones. Los trabajadores necesitan de unos políticos responsables que faciliten la recuperación de los derechos pisoteados durante los años de crisis.