UGT reclama al nuevo Presidente más agenda social y regeneración democrática

UGT reclama al nuevo Presidente más agenda social y regeneración democrática

UGT reclama al nuevo Presidente más agenda social y regeneración democrática El Sindicato mantiene su hoja de ruta de movilizaciones. La Unión General de Trabajadores, ante la aprobación de la moción de censura planteada por el Partido Socialista Obrero Español, y que tendrá como consecuencia un cambio de Gobierno, reclama al nuevo Presidente del Gobierno más agenda social y regeneración democrática. UGT, que dará continuidad a su agenda de movilizaciones y reivindicaciones considera prioritario establecer mecanismos para el reparto de la riqueza que está generando nuestro país, con más salarios, más políticas de igualdad, mejores pensiones y políticas de bienestar social, y contra la pobreza, la precariedad y la desigualdad, así como llevar adelante otras iniciativas sociales que están paralizadas en el Parlamento, y en especial la ley de ingresos mínimos promovida por UGT y CCOO.

01/06/2018 |

Imagen noticia

Para eso, el Sindicato considera imprescindible la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012, la derogación de la reforma de pensiones de 2013, la aprobación de una ley de igualdad salarial y una ley de igualdad de oportunidades. Así como una profunda reforma fiscal que favorezca el citado reparto de la riqueza.

La regeneración democrática requerirá, asimismo, recuperar derechos y libertades perdidos, mediante la derogación de la denominada Ley Mordaza, así como el artículo 315.3 del Código Penal que ha sido usado por la Fiscalía para coartar el derecho de huelga.

Este cambio de Gobierno ha tenido como detonante la sentencia de la Audiencia Nacional que condena al Partido Popular por corrupción, pero el Secretario General de UGT, Pepe Álvarez considera que hay un descontento generalizado en nuestro país que se manifiesta todos los días, porque este es un país que crece, que genera riqueza y que no se reparte. Que eso se exprese con nitidez en el Parlamento, más allá del voto de los diputados y diputadas, es algo extraordinariamente positivo".

Álvarez está convencido de que "el Sindicato tendrá que trabajar con cualquier Gobierno para conseguir nuestros objetivos, por eso la hoja de ruta de UGT continuará intacta. Con la aprobación de la moción de censura lo que se puede plantear es un mayor margen para el diálogo, pero nuestra hoja de ruta son los derechos de las personas, recuperar derechos, subir salarios, repartir la riqueza". Finalmente, el Sindicato reclama la recuperación de un diálogo social efectivo por parte del Gobierno que permita negociar con los agentes sociales todas aquellas medidas dirigidas a rescatar a las personas de la crisis.