Artículo de Opinión de la Sª General de UGT Almería: No hay progreso sin trabajo digno

No hay progreso sin trabajo digno

28/04/2017 |

Imagen noticia

En España, desde 2008 hemos asistido a un continuo ataque de los derechos laborales, respaldados por unas lesivas reformas laborales que han aumentado la precariedad laboral, reducido los salarios y las prestaciones sociales y han recortado derechos y libertades. De seguir con este ritmo, con estas injustas políticas, el actual Gobierno conseguirá que los derechos de la clase trabajadora en nuestro país estén en peligro de extinción.

El número de personas que no puede vivir dignamente y desarrollar un proyecto vital cada vez es mayor, lo que muestra que el crecimiento económico no está llegando a todos y a todas y que el empleo que se está creando es inestable y de baja calidad con una pérdida del poder adquisitivo más que evidente.

Además, padecemos una sociedad marcada por las desigualdades, por la exclusión social y por la pobreza. Una sociedad en la que las mujeres siguen discriminadas en el trabajo y su sueldo es un 23% inferior al de los hombres; en la que nuestros jubilados reciben unas pensiones miserables; y en la que obligamos a que nuestros jóvenes se tengan que marchar para buscar un futuro mejor.

Ante esta situación, es necesario crear empleo estable y de calidad, mejorar los salarios y reforzar las redes de protección social. Y para lograrlo necesitamos nuevas políticas y nuevos consensos porque ha llegado el momento de que los trabajadores y las trabajadoras se beneficien del crecimiento económico.

Ya no hay excusas para continuar con la etapa de los recortes y de la precariedad laboral. Ya no hay excusas para que el Gobierno Central gaste decenas de miles de millones de euros en rescatar bancos o empresas de autopistas. Ya no hay excusas para que se continúe abandonando a su suerte a las familias españolas.

Por eso, el 1 de Mayo, pediremos a los diferentes gobiernos que apoyen e impulsen las reformas y cambios necesarios para hacer posible que el aumento de la producción y de la riqueza beneficie al conjunto de la sociedad, y entre ella, a la clase trabajadora, demasiado castigada en la última década.

Este Primero de Mayo, saldremos a la calle por empleos estables, salarios justos, pensiones dignas y más protección social. Saldremos a la calle para exigir un cambio urgente en las políticas, ya que sin él la clase trabajadora seguirá padeciendo esta terrible crisis. Saldremos a la calle con más intensidad que nunca,por nuestros derechos.