UGT Almería valora negativamente el voto del PP en contra de la moción en defensa de las pensiones

UGT Almería valora negativamente el voto del PP en contra de la moción en defensa de las pensiones

11/10/2017 |

11/10/2017 |

El Pleno del Ayuntamiento de Almería, en la sesión del 9 de octubre, ha votado la moción presentada por IU en apoyo a las reivindicaciones de CCOO y UGT para la defensa del sistema público de pensiones. Tanto PSOE como Ciudadanos e Izquierda Unida, han apoyado la moción, que no ha sido aprobada por los votos en contra del grupo municipal del Partido Popular. Tras un empate en votos, se ha resuelto con el voto de calidad del alcalde que no ha apoyado la moción.

Las tres portavocías han defendido la moción argumentando la obligatoriedad de los poderes públicos en garantizar desde el sistema público,  pensiones suficientes como herramienta fundamental para mantener y reforzar la cohesión social.

La moción trataba de conseguir el apoyo de los grupos municipales, a una campaña en defensa de un sistema de pensiones que ofrezca a los y las pensionistas capacidad económica para poder llevar una vida digna.

UGT Almería se siente indignada y frustrada ante la decisión del grupo municipal del Partido Popular y el Alcalde de Almería, que se ha mostrado en contra de mantener un sistema de pensiones, que actualmente no permite vivir con dignidad a los y las pensionistas, y en contra a la toma de decisiones que mantengan un sistema de pensiones, que ha sido y debe seguir siendo, garante de cohesión y de protección social

De forma sutil pero constante se repiten argumentos que culpabilizan a la propia ciudadanía de la escasez de recursos, por ser muy mayores, tener pocos hijos, incluso por tener trabajos escasos y poco remunerados.

El incremento de pensionistas y la mayor duración de las prestaciones, procesos que son conocidos y previsibles, debe ir acompañada de medidas efectivas, acordadas con los interlocutores sociales y,  en la mayor medida posible, fuerzas parlamentarias, que permitan mantener el pacto intergeneracional que constituye nuestro sistema de pensiones públicas.

El Gobierno sigue sin querer escuchar  y sigue aplicando sus políticas de ajuste presupuestario que castiga a los pensionistas, a través de la reforma que aprobó unilateralmente en 2013.

Desatiende las propuestas de los interlocutores sociales, que  han planteado numerosas soluciones al problema del déficit de la Seguridad Social; no impulsa acuerdos en el marco del Pacto de Toledo, que lleva más de un año funcionando sin que el Gobierno escuche las propuestas de los grupos políticos presentes, ni escucha al Parlamento, donde ha vetado, por motivos económicos, las proposiciones de ley que le instaban a atender a nuestros jubilados y pensionistas como merecen, a respetar el derecho a una pensión digna y suficiente y a cuidar la calidad de vida de nuestros mayores.