Con una subida de precios en 2021 en Granada del 6,4% la clase trabajadora pierde un 4,56% de poder adquisitivo

Con una subida de precios en 2021 en Granada del 6,4% la clase trabajadora en nuestra provincia ha perdido un 4,56% de poder adquisitivo

14/01/2022 |

Imagen noticia

En diciembre de 2021, el IPC ha subido un 1,2 % en Granada,  mientras que subió un 0,2% en diciembre del año pasado. Los grupos de bienes y servicios que más han subido respecto al mes pasado han sidoVivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (7,4) y Alimentos y bebidas no alcohólicas (1), mientras que ha bajado el precio en Vestido y Calzado  y Transportes (ambos con -0,7) y Bebidas alcohólicas y Tabaco (-0,5). Respecto a la variación anual, el IPC se sitúa en Granada en el 6,4%, mientras que para el mismo periodo, pero en 2020, descendió un 0,2. Destaca la subida de precios en Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles(26,7) y Transporte (10,2), mientras que sólo ha bajado el precio de Comunicaciones (-0,3).

Juan Fco. Martín, Secretario General de UGT Granada, señala que cada nuevo dato conocido en materia de inflación es peor que el anterior y supone un duro golpe a unas economías domésticas que, antes de verse recuperadas de los efectos de la crisis de 2007, ya han tenido que afrontar las consecuencias económicas de la pandemia.

Como detalla el representante de UGT, el último Informe de Negociación Colectiva publicado por el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales marca el Incremento Salarial Medio Pactado en Convenio en el 1,84% en Granada (1,3% en Andalucía). Así, con una inflación del 6,4% en 2021 en Granada, estaríamos asistiendo a una pérdida de poder adquisitivo de las familias trabajadoras granadinas de más de cuatro puntos y medio,comprometiendo así, gravemente, el proceso de reconstrucción social y económica post-COVID19.

A juicio del ugetista, las medidas de control de precios implementadas por el Ejecutivo Central están resultando insuficientes y todavía en es mucho el trabajo a desarrollar en este aspecto. En este sentido, es fundamental actuar sobre el mercado eléctrico, principal responsable del ciclo inflacionista.

Por su parte, las cifras conocidas hoy demuestran un mes más, en opinión del representante sindical, la necesidad de recuperar la fuerza de la Negociación Colectiva, como así pretende la Reforma Laboral acordada con los agentes sociales y económicos. El Convenio Colectivo y el SMI son los únicos garantes efectivos de la capacidad de compra de la clase trabajadora y dos elementos fundamentales para, de una vez por todas, acabar en 2022 con la precariedad imperante en nuestro mercado laboral, ha concluido.