A pesar del descenso del paro no hay recuperación real, es un "espejismo" que no oculta la precariedad laboral

04/05/2017 |

Imagen noticia

En Granada, en abril de 2017, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 86.479 personas, 2.419 menos que el mes pasado (-2,72%),  y  hay  11.732 personas inscritas en paro menos que hace un año  (98.211) cuando descendió el desempleo en 2.140personas. En el análisis por sectores, ha descendido en  todos ellos, por este orden:servicios (-1.541), agricultura (-473) colectivo de personas sin empleo anterior (-164), construcción (-137) e industria (-104).En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 38.146 contratos, 448 menos que en el mismo mes del año 2016 (38.594), de los cuales, 36.755han sido temporales, un 96,35%. Respecto a los contratos acumulados  en lo que llevamos  de 2017 (177.444, 17.245 más que en el mismo periodo de 2016, cuando había 160.199) se han formalizado sólo 6.416contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 3,62% del total.

Tras conocer las cifras de desempleo del mes de abril de 2017, Juan Fco. Martín, Secretario General de UGT Granada, considera que a pesar del descenso en el número de parados, debido sobre todo al buen comportamiento del sector servicos ante la Semana Santa, fin de la temporada de esquí, y “medio” puente de mayo, la recuperación del mercado de trabajo es un espejismo, ya que se consiguen mejores cifras de empleo de forma coyuntural, coincidiendo con las campañas turísticas, agrícolas, etc, que cuando concuyen nos “dan de bruces” con la realidad. Además, aunque el desempleo se reduzca en nuestra provicnia, se sigue extendiendo la precariedad laboral y la desigualdad, manteniéndose elevadas la tasa de temporalidad y la de parcialidad involuntaria.

Así,  explica el representate de UGT, se está produciendo una perpetuación del paro de larga duración y muy larga duración, un volumen importante del número de hogares con todos sus miembros en paro,  una tasa de cobertura en descenso y unas políticas de empleo que no cuentan con los recursos suficientes para ser efectivas a la hora de mejorar la empleabilidad de las personas, en especial de los parados de larga duración y de los jóvenes. También, señala Mar´tin, (UGT), se sigue produciendo una extensión del efecto desánimo en la población por la falta de políticas de empleo, en especial para los jóvenes.

Para UGT, opina el representate sindical, es imprescindible reorientar la política económica con unos Presupuestos Generales del Estado para 2017 que apuesten por factores de que permitan a la economía crecer a medio y largo plazo. Con estos datos,  afirma, el Gobierno no puede presentar unos PGE para el año que viene con un recorte del gasto en empleo del 4,8% y una disminución del 7,6% en prestaciones por desempleo. A su juicio, las políticas de empleo deben orientarse a fomentar el empleo de calidad y con derechos y a atender al desempleo de larga duración, con políticas activas desde lo público.

Por último, el ugetista reitera que las políticas de empleo deben enfocarse a la reducción del desempleo de larga duración, a través de la protección a las personas y las políticas activas desde lo público, y a la mejora de los salarios de la población. Todo ello es necesario, concluye, para que se consiga encarar una recuperación sostenible a largo plazo, y para todos y todas, permitiendo la disminución de los niveles de desigualdad y pobreza.