Con empleos y salarios de miseria no habrá trabajo decente ni recuperación en Granada

06/10/2017 |

Imagen noticia

Este viernes, 6 de octubre con motivo de la celebración, mañana sábado 7 de octubre, de la Jornada Mundial del Trabajo Decente, delegados/as de UGT y CCOO  han celebradouna concentración junto a la sede sindical de Granada,  exigiendo  el incremento de los salarios para recuperar el poder adquisitivo perdido en los años de la crisis, la renta mínima para todas las personas y familias que no tengan otro ingreso laboral, y la adopción de medidas para disponer de un sistema público de pensiones fuerte y sostenible.

Para ver imágenes de la concentración, hacer clic aquí

Y es que, como ha explicado el Secretario General de UGT Granada, Juan Fco. Martín, mientras los beneficios empresariales ya están en los mismos niveles que antes de la crisis y aumentan los dividendos que se reparten empresarios y directivos, casi la mitad de los asalariados tiene un sueldo inferior a 1.000€ netos al mes, y los salarios perdieron de 2008 a 2015 un 8,6% de poder adquisitivo. Pero la recuperación del poder de compra de los salarios, y la garantía de que no se va a producir pérdida de poder adquisitivo, constituyen un elemento importante para impulsar el consumo,  y con ello, consolidar el crecimiento económico y la creación de empleo de calidad, estable y con derechos en la provincia, recuerda el ugetista.

Por otra parte, en una provincia como Granada, con 84.966 personas desempleadas, muchas de ellas de larga duración, y 47.765  de ellas sin cobrar ningún tipo de prestación, es vital que se ponga en marcha la renta mínima que proponen UGT y CCOO,  respaldada por 710.000 firmas. Sin embargo, a mitad de septiembre, el PP con la cooperación de Ciudadanos, presentó una enmienda a la totalidad de la proposición de ley acerca de esta renta mínima, aprobada por mayoría absoluta en el Congreso, y ello después de prorrogar hasta 19 veces en un año el plazo de enmiendas de la misma.  Esto es para Martín (UGT), un insulto a miles de familias necesitadas, y está impidiendo que los colectivos más vulnerables accedan a unos ingresos mínimos que les pueden ayudar a escapar de la pobreza severa que están sufriendo.

Por último, el ugetista ha insistido en que, respecto al sistema público de pensiones, hay seguir reclamando la derogación de la reforma unilateral e injusta del PP del 2013, exigiendo que el Gobierno se  siente a negociar con los interlocutores sociales, y que se abra el Pacto de Toledo. Hay que decir alto y claro que en Granada, no se puede tener una media de pensiones un 10% menor que en el resto del Estado, ha concluido.