El aumento de los precios duplicó la subida salarial en 2016 en Granada

17/04/2017 |

La recuperación salarial no ha ido de la mano de la recuperación económica. Los trabajadores siguen perdiendo poder adquisitivo, ya que aunque las políticas de moderación salarial se estén dejando a un lado, el incremento de los precios sigue muy por encima de la que han experimentado las nóminas de los granadinos. En el último año, el incremento salarial pactado en los 70 convenios colectivos vigentes ha sido del 0,81%, según los datos facilitados por UGT y recabados del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales. Pues bien, al cierre de 2016 el aumento del IPC fue del 1,6%, lo que significa que los precios han subido el doble que los salarios. Ante estas cifras, ¿dónde está la recuperación  económica que se pregona desde finales de 2015? se pregunta el Secretario General de UGT Granada, Juan Fco. Martín. Y es que ni los trabajadores asalariados, ni los desempleados, ni los jubilados,  la ven por ninguna parte, afirma.  Se demuestra así de forma notoria  que las familias han perdido poder adquisitivo, frente al incremento del coste de la vida. (Publicado en el periódico Granada Hoy del domingo, 16 de abril, firmado por Guadalupe Sánchez)

 

Además,  la mejora relativa del desempleo en la provincia en los últimos tiempos,  esconde una elevada precariedad y parcialidad debido al tipo de empleos que se están creando, fundamentalmente temporales y a tiempo parcial, la mayoría involuntarios, con remuneraciones más bajas.  No se está generando un empleo de calidad, asevera el representante sindical,  advirtiendo que la recuperación económica se está construyendo sobre empleo precario y esto significa pan para hoy y hambre para mañana, a la vez que aboca a miles de granadinos y granadinas a la pobreza laboral. Así, el ugetista califica el 2016  en Granada como el año de los trabajadores pobres,  con el consiguiente aumento de la desigualdad y pobreza,

 

Y es que no se puede hablar de recuperación sin salarios dignos y  empleo de calidad, por lo que reclama al sector empresarial granadino que trasladen los beneficios a los trabajadores en forma condiciones laborales y salariales dignas, para lo que es clave la negociación colectiva. Solamente así, ha dicho,  podremos hablar de crecimiento y salida de la crisis.  Sin embargo, los datos sobre los Convenios Colectivos en Granadaconstatan que aumentan los convenios colectivos de empresa frente a los del sector, fomentados por la reforma laboral de 2012, ya que se posibilita la negociación de convenios de empresa incluso durante la vigencia del convenio colectivo, e incluso el descuelgue salarial. En opinión del sindicalista, hay una tendencia a la atomización de la negociación colectiva y el objetivo es fragmentarla para devaluar las condiciones de trabajo, ya que esta atomización provoca que aparezcan convenios de empresa que presionan a la baja para establecer las condiciones de trabajo.  

 

Para Martín (UGT), el intento de la reforma laboral  vigente por reducir la incidencia y el nivel de cobertura de la negociación colectiva, así como el ataque a la fuerza vinculante de los convenios, demuestran que detrás se esconde la clara voluntad del Gobierno de restar capacidad a los trabajadores y a sindicatos para defender sus intereses.