El aumento del paro en Granada denota, una vez más, la volatilidad del empleo que se crea

03/10/2017 |

En Granada, en septiembre de 2017, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 86.991personas, 2.025 más que el mes pasado (2,38%),  y  hay 5.898 personas inscritas en paro menos que hace un año  (92.889) cuando aumentó el desempleo en 1.765 personas. Enel análisis por sectores, ha aumentado el paro en servicios (1.621), colectivo de personas sin empleo anterior (519), e industria (41), habiendo descendido  en construcción (-126) y en agricultura (-30). En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 40.347 contratos, 140 más que en el mismo mes del año 2016 (40.487), de los cuales, 38.089han sido temporales, un 94,40%. Respecto a los contratos acumulados en lo que llevamos de 2017 (384.165, 26.163 más que en el mismo periodo de 2016, cuando había 358.002) se han formalizado sólo 15.150 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 3,94% del total.

Juan Francisco Martín, Sº General de UGT Granada considera que las cifras publicadas hoy referentes al desempleo en la provincia de Granada, reflejan claramente el fin de la temporada de vacaciones y dejan al descubierto, una vez más, las deficiencias estructurales del modelo productivo y la fragilidad del empleo en Granada. Y es que nuestra provincia sigue estando en el vagón de cola de la creación de empleo, denuncia el líder sindical,  quien insiste en que  el empleo que se está generando es un empleo que podemos denominar low cost: precario, temporal y de bajos salarios.

Así, Martín (UGT) destaca que la precarización del empleo, bajo el predominio de la contratación temporal y el avance en el peso de los contratos a tiempo parcial configuran la tendencia estructural del mercado de trabajo provincial. Por ello, considera necesario, de una vez por todas, el que se ponga en marcha un Plan de Choque por el empleo de calidad, que preste especial atención a los colectivos con mayores dificultades de acceso a un puesto de trabajo y que apueste, decididamente, por la formación y cualificación del conjunto de la clase trabajadora.

Tambien ha continuado exigiendo la derogación de una Reforma Laboral injusta, así como el desbloqueo de las Mesas de Negociación Colectiva, como la de la Hostelería o la de Limpieza de Hospitales. Los empresarios granadinos tienen que ser conscientes de que solo incrementando el poder adquisitivo de los salarios se conseguirá mejorar en términos de redistribución de la riqueza y, con ello, luchar de forma efectiva contra el proceso de empobrecimiento generalizado que ha supuesto el desarrollo de las dos últimas Reformas Laborales en la provincia de Granada.

Para el líder provincial de UGT resulta además imprescindible reforzar las prestaciones por desempleo, aumentando el grado de protección, tanto a nivel contributivo como asistencial, exigiendo también la puesta en marcha de un plan contra la pobreza y exclusión social.