El Comité de Empresa de la Delegación de Educación se encierra para exigir la cobertura de vacantes de personal laboral de centros educativos

20/10/2017 |

Imagen noticia

El Comité de Empresa del Personal Laboral de la Delegación de Educación de Granada, del que UGT forma parte, realizó este jueves, 19 de octubre, un encierro parcial, hasta las siete de la tarde en le Delegación Territorial de Enseñanza de Granada, en protesta por que a mediados de octubre todavía hay alrededor de 70 centros en la provincia con ausencias importantes en la plantilla de personal laboral, en concreto hay  más de 100 puestos de trabajo sin cubrir (78 vacantes y 30 sustituciones). Se ha hecho además entrega al Delegado de escrito pidiendo la cobertura de estas  vacantes y sustituciones en el plazo de una semana. De no cumplirse se tomarán medidas de presión progresiva.

La situación es insostenible, ya que no solamente está afectando al funcionamiento de los centros y a la calidad del servicio educativo, sino incluso a la salud laboral de las trabajadoras y trabajadores que tienen que cubrir estas ausencias prolongadas con una fuerte sobrecarga laboral.

Es el caso de la limpiadora que han contratado recientemente en el IES La Latina de Motril, que está realizando el trabajo de tres personas, o dos limpiadoras en el IES Virgen de la Caridad de Loja que tienen que hacer el trabajo de cuatro. Como también ocurre en el IES La Sagra de Huéscar y en el IES Francisco Javier de Burgos de Motril en el que hay un solo ordenanza haciendo el trabajo de 3.

Asimismo, en las cocinas de los centros educativos con comedor propio también se sufre la ausencia de personal, como en el CEIP Sierra Nevada de Granada, que con dos ayudantes de cocina menos de los necesarios alimenta diariamente a 430 escolares, el CEIP Sierra Elvira, en el que comen 550 niños y niñas y se encuentra en estos momentos sin Jefe de Cocina, o en el CEIP Eugenia de Montijo en el que un solitario ayudante de cocina prepara diariamente el almuerzo para 116 personas, al no cubrirse la baja del Jefe de Cocina.

En cuanto a monitores escolares, que son los que realizan las labores administrativas en los colegios, podemos destacar su ausencia en centros como el colegio de Benalúa o el de La Puebla de Don Fadrique, obligando a los equipos directivos a realizar estas tareas a costa de otras labores organizativas del centro o docentes.

Pero hay más, en Escuelas Infantiles de 0 a 3 años también se sufre la ausencia de Técnicos de Educación Infantil. Como muestra, faltan dos en la Escuela Infantil La Alpujarra de Albuñol, al igual que ocurre en la Escuela Infantil Los Almendros de Motril, con el consecuente deterioro de la atención a los más pequeños.

Por último, y no menos importante, hay que denunciar la ausencia de personal esencial en las Residencias Escolares, que atienden al alumnado que vive en ellas. Estamos hablando de jóvenes que están lejos de sus familias, bien por no poder estudiar cerca de su domicilio, por ser hijos de temporeros o incluso venir de familias desestructuradas. Una atención adecuada a estos menores es esencial, y no se puede llevar a cabo cuando falta personal, como en el caso de la Residencia Atalaya de Cogollos Vega, donde falta una limpiadora y una Personal de Servicios Domésticos (PSD), o más flagrante aún, la Residencia Federico García Lorca de Motril, donde faltan 2 limpiadoras, una PSD, un monitor/a de residencia, 1 educador/a, y un cocinero/a.

Por todo esto, os representantes sindicales se han visto obligados a encerrarse ante la Delegación, para denunciar el abuso al que se está sometiendo a los trabajadores y trabajadoras, y la falta de voluntad política para solucionar este problema, máxime, cuando estamos en una de las provincias con mayor índice de paro y la contratación del personal que falta podría suponer más de 100 puestos de trabajo para nuestra provincia.