Noticias >

El turismo sigue creciendo en el 2017 en Granada a costa de la precariedad para los/as trabajadores/as del sector de la Hostelería

01/08/2017 |

De nuevo ha llegado el verano y los aproximadamente 15000 trabajadores/as de la hostelería de Granada seguimos con nuestros salarios congelados y un convenio bloqueado por las inasumibles pretensiones de la patronal. Sus ataques, los de siempre: reducción salarial, de vacaciones, de días de descanso, distribución irregular de la jornada, etc... Pero, no debemos olvidar que la responsabilidad no es sólo de la directiva de la patronal hostelera encabezada por Trinitario Betoret. Son numerosos los/as trabajadores/as que día a día nos cuentan las pésimas condiciones en las que el empresariado hostelero granadino les hacen trabajar. Sin apenas descanso, con jornadas de 50-60 horas a la semana y por supuesto un contrato, en el caso de los/as afortunados/as, de media jornada. Son numerosos los/as trabajadores/as que en estos meses de verano nos encontramos en los bares y chiringuitos de playa. Se ve que como les permiten trabajar a la orilla del mar los derechos laborales tienen menos importancia.

Hemos conocido este mes que la provincia de Granada cerró en junio de 2017 el mejor semestre de la serie histórica aumentando por ejemplo la estancia en los hoteles un 2,3%. A pesar de esta inmejorable situación y la profunda precariedad del sector, las negociaciones siguen paralizadas. Fue precisamente a finales del mes de junio, cuando nos llevamos un nuevo revés en la negociación del convenio. Tras varios meses en los que el principal debate en las reuniones ha sido entorno a la redacción de las actas, en las que por cierto la gran mayoría no se han llegado a firmar, las organizaciones sindicales propusimos nombrar un/a mediador/a. Con ello, pretendíamos que en las actas quedase reflejado lo que se trataba en las reuniones y así poder abordar los elementos importantes del convenio. Para ello, era necesario que ambas partes (patronal y sindicatos) se pusieran de acuerdo en dicha persona. Cosa que por supuesto fue imposible, ya  que los/as empresarios/as propusieron a una persona que carecía de toda imparcialidad. Tras esta nueva paralización, ambas partes hemos aceptado en una reunión que se celebró el pasado 19 de julio que el Consejo Andaluz de Relaciones Laborales proponga un nuevo mediador. Esperemos que con este nombramiento, podamos por fin superar esta cuestión y que a partir de septiembre haya un nuevo calendario de reuniones.

En estos casi cuatro años desde CCOO y UGT, se han realizado diferentes iniciativas (movilizaciones, huelgas, denuncias y diferentes campañas), pero de momento no nos han permitido conseguir nuestras reivindicaciones. Es por esa razón, que queremos manifestar nuestro compromiso para conseguir un convenio de recuperación económica tal y como hemos hecho hasta ahora. Posición que no siempre ha sido sencilla de mantener. Como por ejemplo con el tema de la ultraactividad, que nos permite que nuestro convenio siga vigente y una gran base para la negociación del nuevo. Pero si recordamos estos años de negociación, fue algo que tuvimos que pelear ya que en los inicios de la negociación este fue uno de los principales ejes de ataque por parte de la patronal al convenio.

No debemos olvidar la fuerza que tenemos los/as trabajadores/as y desde UGT  y CCOO seguiremos trabajando en nuevas iniciativas de movilización. Una de ellas sería la preparación de una gran huelga en el sector como herramienta clave que nos permitiría conseguir nuestro convenio y que esté se aplicase en todos los centros de trabajo. Trabajar en esa dirección, debe ser, a nuestro juicio, el centro de la tarea del conjunto de las organizaciones sindicales y trabajadores/as del sector.

Desde CCOO y UGT pensamos que para conseguir estos objetivos, sería  necesaria la unidad de todos/as los/as trabajadores/as del sector, con independencia a la organización sindical que se pertenezca. La patronal está unida, los y las trabajadoras también debemos estarlo y eso pasa también por la unidad de las organizaciones sindicales. En ese sentido hacemos un buen balance de las campañas que hemos realizado de manera unitaria también con colectivo sociales y organizaciones políticas. De ahí que no entendamos y que consideremos como irresponsables las últimas declaraciones del SAT que no solo han faltado a la verdad diciendo que desde UGT y CCOO habíamos llegado a un acuerdo con la patronal hostelera a la baja sino que contribuyen a debilitar esa unidad sindical tan necesaria. Esperemos que se puedan rectificar esas acusaciones ya que no son verdad y nada tienen que ver con la posición de ambas organizaciones y la situación de la negociación del convenio.

En cualquier caso, además de clarificar la situación de la negociación, queremos insistir en lo más importante; desde  CCOO y UGT no aceptamos las pretensiones de la patronal. Los/as trabajadores/as tenemos derecho a un  convenio que se cumpla en todos los centros de trabajo y a unos salarios a la altura de la situación económica del sector. Para ello, nuestra mejor herramienta sigue siendo la organización, movilización y huelga del conjunto de los/as trabajadores/as, proponiendo un calendario de lucha sea cual sea su color sindical. Por ello seguiremos apostando y por ello seguimos trabajando.