Granada sigue perdiendo empleo en cantidad y en calidad

03/11/2017 |

En Granada, en octubre de 2017, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 88.423 personas, 1.432 más que el mes pasado (1,65%),  y  hay 5.409 personas inscritas en paro menos que hace un año  (93.832) cuando aumentó el desempleo en 943 personas. Enel análisis por sectores, ha aumentado el paro en todos (menos en construcción, con un descenso de 88 personas), por este orden: servicios (1.162),agricultura (201) colectivo de personas sin empleo anterior (108), e industria (49).En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 43.166contratos, 4.601 más que en el mismo mes del año 2016 (38.565), de los cuales, 40.796 han sido temporales, un 94,50%. Respecto a los contratos acumulados en lo que llevamos de 2017 (427.331, 30.764 más que en el mismo periodo de 2016, cuando había 396.567) se han formalizado sólo 17.520 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 4,10% del total.

 

Juan Francisco Martín, Sº General de UGT Granada considera que las cifras publicadas hoy referentes al desempleo en la provincia de Granada, demuestran que seguimos manteniendo los mismos rasgos de precariedad y estacionalidad, que hacen que el mercado de trabajo sea extremadamente frágil. Para el representante de UGT, ya no se trata sólo de poner el foco de atención sobre la cantidad de empleo que se crea, sino también sobre su calidad.

 

Y es que, tras casi ocho años de recesión económica, en esta tan "celebrada" fase de recuperación económica estamos viendo que no sólo persisten las altas cifras de paro, afirma el ugetista, sino también inasumibles porcentajes de empleo temporal y a tiempo parcial. No es de extrañar, opina, que en esta situación, un tercio de la población de nuestra provincia esté en riesgo de pobreza o exclusión social.

 

En opinión de Martín (UGT), son muchos meses escuchando discursos sobre la recuperación económica, sin embargo las cifras confirman que no ha llegado a los trabajadores y trabajadoras granadinos. Y es que el mercado de trabajo de Granada no solo sigue marcado por un modelo productivo basado mayoritariamente en el sector servicios,  donde la característica fundamental del empleo es la estacionalidad y la precariedad, lamentablemente la supuesta recuperación económica se traduce en la provincia en que el poco empleo que se crea sigue empeorando en calidad: con mayor parcialidad, mas temporalidad y salarios más bajos.

Para el presentante de UGT es urgente que se deroguen las últimas reformas laborales, puesto que ya han demostrado suficientemente lo "eficaces" que están siendo para devaluar de forma generalizada las condiciones de trabajo.  Además, el representante sindical pone en evidencia un mes más la urgente necesidad de aprobar y poner en marcha un Plan Integral de Empleo, con medidas de choque dirigidas a los colectivos más afectados (jóvenes, mujeres e inmigrantes), con el fin de reducir las desigualdades, así como de reforzar la red de protección social, con especial atención a los parados de larga duración, muchos de los cuales han agotado ya las prestaciones por desempleo.

 

Desde UGT, concluye el representante sindical, se sigue reivindicando la necesidad de construir otro modelo productivo que no esté basado en la precariedad, en la explotación y el abuso, sino en el empleo de calidad con derechos y con salarios decentes.