La elevada temporalidad ha lastrado la creación de empleo en 2017 en la provincia de Granada

08/01/2018 |

Imagen noticia

Juan Fco. Martín, Secretario General de UGT Granada ha calificado el 2017  en nuestra provincia como el año de la precariedad y de la desigualdad. Y es que aunque las cifras sociolaborales de nuestra provincia presentan mejorías respecto al año 2016, el descenso del paro ha sido proporcional al incremento de la precariedad, los contratos únicamente crecen debido a la estacionalidad pero son cada vez más temporales(sustituyéndose  empleos  a jornada completa por varios a tiempo parcial) y apenas si se incrementa porcentualmente la afiliación a la Seguridad Social. Extracto de la noticia publicada en el periódico IDEAL de Granada el lunes, 8 de enero de 2018, firmada por Antonio Sánchez.

En Granada, el pasado año se crearon 8.280 puestos de trabajo, pero dentro de un mercado laboral por la elevada temporalidad, que supera el 95% de los contratos firmados, sobre todo en los sectores de la industria y la construcción. Este último sector y los servicios atraen de nuevo como antes de la crisis el empleo del campo y del hogar. En el mercado laboral granadino, destaca además la brecha entre hombres y mujeres.

Es una buena noticia, afirma el Secretario General de UGT Granada,  que se esté recuperando el empleo en sector de la construcción, pero si esto lo unimos al estancamiento en el empleo en el sector servicios, se concluye que en 2017 se repite el mismo modelo productivo que nos llevó a la crisis económica hace diez años.

Por otro lado, considera que el aumento de los contratos indefinidos también es positivo, pero esto no oculta que la proporción de estos contratos respecto al total sigue siendo de menos de un 5%, es decir, que el 95% del empleo creado el año pasado fue temporal. Esto produce una constante entrada y salida del mercado laboral, una alta rotación en el empleo-desempleo, lo que hace a su vez que no disminuya el número de prestaciones por desempleo.

También, señala el representante sindical, los datos de paro de 2017 reflejan que el desempleo sigue siendo mayor para las mujeres y cómo éstas tienen peor calidad en el empleo. La creación de empleo no afecta por igual a hombres que a las mujeres, y la  mejoría de la economía granadina  no se está traduciendo en una mejora de la situación de las mujeres, y la brecha de género se está perpetuando. El descenso del paro durante 2017 está basado claramente en empleos temporales y precarios, y estos empleos están afectando, en mayor medida, a las mujeres.

Esta precariedad del mercado laboral, señala el representante de UGT, provoca menos cotizaciones sociales de los trabajadores al sistema público de la Seguridad Social, comprometiendo la financiación de sus prestaciones. Continuar por el camino de reducir las pensiones a cuantías de miseria, como está haciendo el Gobierno, ni es solución ni es aceptable, ha dicho.

 

Así, afirma, la precariedad se extiende también al desempleo: el empobrecimiento de la clase trabajadora granadina y el incremento en la pobreza y exclusión social ponen de manifiesto la necesidad de incrementar el grado de cobertura y la cuantía de las prestaciones públicas por desempleo

Martín (UGT) considera que la provincia de Granada ha pasado los últimos doce meses con un mercado laboral "dañado", que aún no se recupera ni de los efectos de la crisis y ni de las políticas de recortes del Gobierno del PP. El año que  acaba de terminar ha supuesto a su juicio un ejercicio perdido para el avance social de nuestra provincia, en el que ha quedado de manifiesto que el modelo de salida de la crisis que se está siguiendo es una continuación de las medidas aplicadas durante la crisis que, en esencia, han consistido devaluar los salarios y los derechos laborales y debilitar las redes de protección de los servicios públicos.

Y es que ninguna economía moderna que se precie puede mantener los márgenes de desigualdad de oportunidades generados en 2017 en nuestra provincia.

Por ello, de cara al 2018, el ugetista reivindica un Plan de Choque contra el desempleo, que no existe ni a nivel andaluz ni nacional, que sea  capaz de generar los puestos de trabajo que necesitamos  en Granada, y de incrementar la calidad del mismo, y que cuenten con apartados específicos  dirigidos a la mejora de las condiciones de acceso a un puesto de trabajo para aquellos colectivos con mayores problemas, especialmente mujeres y jóvenes.  Además, opina que la protección social debe garantizarse, reforzando las prestaciones por desempleo junto a políticas activas de empleo, desde el ámbito público. Asimismo, recuerda que hay que reponer los derechos de los trabajadores y trabajadoras y derogar en su totalidad la reforma laboral de 2012, que sólo ha conseguido degradar las condiciones laborales.

Es imprescindible por tanto, apunta el representante sindical, hacer que el crecimiento económico llegue a las economías domesticas, y para ello es fundamental que crezcan los salarios  y las pensiones, reorientar las políticas económicas con medidas expansivas, al tiempo que se cambia el enfoque hacia la redistribución de la renta y haya un reparto de la riqueza más equitativo. Además, es necesario apostar por un cambio de modelo productivo basado en una política industrial, así como en otros factores que permiten a la economía granadina crecer a medio y largo plazo, en innovación, formación y conocimiento, y que generen empleos de calidad, reduciendo las desigualdades y la pobreza. No podemos seguir esperando ni un mes más, ha concluido.