Los 9.800 desempleados/as más en Granada en el tercer trimestre de 2017 desmienten el que la recuperación llegue a nuestra provincia

26/10/2017 |

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2017, hechos públicos hoy, sitúan a Granada con una tasa de paro de un 26,95%: 118.800 personas, 9.800 desempleados/as más que el trimestre anterior (109.000), y 8.800 menos que justo hace doce meses (127.600). La tasa de actividad se sitúa en el 58,26%, con 321.800 ocupados, 12.100 menos que hace tres meses (333.900), y 22.500 más que hace justo un año (311.400). Granada es la quinta provincia española con más tasa de paro (también la quinta de Andalucía) situándose 1,54 puntos por encima de la andaluza (25,41%), pero 10,57 puntos por encima de la cifra nacional (16,38%).   

Para Juan Fco. Martín, Secretario General de UGT Granada,  estos malos datos de subida en las cifras de paro en el tercer trimestre del año (julio, agosto y septiembre), se debe sin duda a la finalización de las contrataciones temporales del periodo veraniego en nuestra provincia, relacionadas con el sector servicios. Son contrataciones que se "perdieron" en septiembre, lo que ha lastrado todo el trimestre, opina el representante sindical.  

Así, Martín (UGT), continua insistiendo en la necesidad de hacer que el proceso de crecimiento económico tenga un reflejo proporcional en la mejora de la calidad del empleo que se viene generando mes a mes y trimestre a trimestre, así como, indiscutiblemente, en un incremento de las retribuciones salariales que perciben los trabajadores y trabajadoras de nuestra provincia.

En referencia a esto último, el ugetista recuerda que muchos salarios en la actualidad no permiten a la familias llegar a fin de mes,  por lo que reitera la exigencia del Sindicato  al Gobierno acerca de un aumento del SMI hasta los mil euros mensuales, al mismo tiempo que plantea a la patronal la inclusión en los convenios de un salario mínimo garantizado de mil euros. El líder de UGT en la provincia de Granada entiende que, por un lado, ningún trabajo puede ser considerado digno si su salario es insuficiente y, por otro, que la auténtica salida de la crisis llegará cuando los trabajadores vean incrementadas sus condiciones de calidad de vida.

Y es que a juicio del representante sindical, la recuperación económica no puede tapar los importantes problemas, en materia de competitividad, que tienen las empresas granadinas. La interactuación con un mercado cada día más globalizado obliga que los proyectos empresariales granadinos tengan que hacer un importante esfuerzo para la mejora de su nivel de competitividad, objetivo  que para  el representante de UGT debe alcanzarse a partir de la mejora de las condiciones laborales, de la apuesta por la innovación, por las nuevas tecnologías, por la formación laboral y por la excelencia en la gestión empresarial. Muy diferente, por lo tanto, del recurso de la precarización de las condiciones laborales al que suele recurrir gran parte de la patronal granadina.

Finalmente,  el ugetista ha considerado imprescindible  la reforma del actual sistema de prestaciones por desempleo, del todo insuficiente, a causa, de las políticas de austeridad del Gobierno, que han provocado un desmantelamiento de la protección por desempleo y han dejado sin cobertura a casi la mitad de las personas registradas como desempleadas.