Los asalariados del taxi mantienen las movilizaciones para reclamar licencias nuevas de Eurotaxis al Ayuntamiento de Granada

02/04/2017 |

Imagen noticia

Este  viernes, 31 de marzo, los trabajadores asalariados de los taxis de Granada han celebrado en la Plaza del Carmen, frente al Ayuntamiento, una concentración para exigirle al consistorio granadino que otorgue al menos 21 nuevas licencias de taxi, en vez de modificar las ya existentes para cumplir con la normativa que le obliga a que un 5% de la flota de vehículos sea para eurotaxis. 

Como ha explicado Antonio Jesús Zarza, responsable del sector de transportes de la Federación de Servicios, Movilidad y Consumo (FeSMC) de UGT Granada, la falta de taxis en Granada y en toda su área metropolitana es evidente, que ha vuelto a defender la necesidad de aumentar el número de licencias de taxi. Por ello, exige al Ayuntamiento de Granada que  no "haga trampas" y cumpla con su obligación, otorgando esas 21 licencias nuevas a la mayor brevedad posible.

 

Y es que la pretensión del Ayuntamiento de Granada, recuerda el representante de UGT, es "reconvertir" licencias ya dadas en licencias para eurotaxis, de siete plazas y adaptados para personas con movilidad reducida, da,  en vez de otorgar nuevas licencias, y obviando a los asalariados del sector, que  en muchos casos llevan años esperando poder optar a dichas licencias.

 

La obligación de las Administraciones, recuerda el representante de UGT,  es que  al menos el 5% de taxis en servicios están adaptados a personas con movilidad reducida antes de mediados de este año 2017, según el Real Decreto 1544/2007, por el que se regulan las condiciones básicas de accesibilidad y no discriminación para el acceso y utilización del transporte para personas con discapacidad. Según esa normativa, Granada necesita llegar hasta los 28 taxis adaptados antes de mediados de 2017, 21 más que los que hay ahora. Es decir, triplicar la cifra. Sin embargo,  el ugetista denuncia que en vez de otorgar esas nuevas licencias, se ha buscado una "trampa" para cumplir con la normativa", a costa de los salariados de este sector.

A juicio de Zarza (UGT) esta ampliación de 5  a 7 plazas a va perjudicar  en primer lugar a las personas con movilidad reducida, a costa del beneficio económico de los empresarios, ya que, previsiblemente, estos buscarán otro tipo de clientela, desabasteciendo el servicio a aquellos usuarios. Además, opina que los taxis de 7 plazas son una competencia desleal para los propios empresarios del taxi. 

 

Pero además, afirma, es una ilegalidad, ya que sólo se pueden conceder este tipo de licencias si se trata de una poblaciones de menos de 10.000 habitantes, es costera o es de alta montaña, y la  ciudad de Granada no cumple ninguno de los requisitos. Por lo tanto,  considera que  para llegar  al cupo  obligatorio de eurotaxis, lo legal  y correcto es que sean de 5 plazas, y que se de la oportunidad de obtener nuevas licencias, en vez de facilitar el que se modifique el carácter de las actuales.