Los representantes de los trabajadores municipales de Motril no asistirán a las mesas de negociación en protesta por la grave situación de la política de personal

05/05/2017 |

Imagen noticia

La Junta de Personal, el Comité de Empresa y las secciones sindicales representadas en el Ayuntamiento de Motril, han denunciado "la grave situación" que afecta a la política de personal de esta administración, algunos de ellos motivo de debate este viernes en Pleno

En 2012 se aprobó el Plan de Ajuste del Ayuntamiento de Motril que pretendía contener el déficit municipal mediante el ahorro en los gastos y el incremento de los ingresos. El análisis de su implantación, consideran los representantes laborales, "ha demostrado que tan solo se han cumplido los objetivos establecidos en cuanto a la reducción de los gastos de personal y el incremento de los ingresos por impuestos, aumentándose sin embargo, de forma sistemática, los gastos corrientes".

En el capítulo de personal, el Plan de Ajuste supuso la suspensión del Acuerdo Convenio de los empleados públicos y la pérdida de los derechos laborales. Asimismo se aprobó el incremento de la jornada laboral, la pérdida de la paga extra de 2012 y la imposibilidad de reponer el personal jubilado. Pese a que en los últimos años las administraciones autonómica y estatal han ido aprobado diferentes normas que han permitido recuperar algunos de estos derechos como la normalización de la jornada laboral y la recuperación de la paga extra, el ayuntamiento de Motril no lo ha hecho, indican.

La consecuencia de esta política ha sido el incremento de la presión fiscal sobre los ciudadanos que, sin embargo, no se ha traducido en la mejora de los servicios públicos debido al envejecimiento y la reducción de la plantilla. Por citar solo algunos ejemplos, el Servicio de Bomberos se encuentra en este momento en una situación crítica sin capacidad para atender a la eventualidad de que pudieran producirse dos siniestros a la vez. Esta carencia de medios, sin embargo, contrasta con el uso discrecional que se hace del dinero público que se ha distribuido de forma totalmente arbitraria entre un grupo reducido de personas, concentrada mayoritariamente en las jefaturas de este Ayuntamiento que además tienen asignados los sueldos más altos. En el ayuntamiento de Motril los graves déficits de personal se están cubriendo con la realización desproporcionada de horas extras, con los elevados costes organizativos y económicos que esto conlleva, manifiestan los representantes de los trabajadores.

Pese a la reiterada demanda por parte de los sindicatos representados en la Junta de Personal y Comité de Empresa de este Ayuntamiento para tratar estos temas en las mesas de negociación laboral, el equipo de Gobierno ha impedido sistemáticamente su inclusión, aseveran.

El último episodio de este despropósito ha sido el intento apresurado de llevar al Pleno de este viernes día 5 una propuesta para dotar "de apariencia legal" los sobresueldos que se venían pagando de forma totalmente irregular al minúsculo grupo de jefes de servicio municipales a los que venía agraciando, puntualizan.

Ante esta situación y como muestra de desaprobación y rechazo a esta política impositiva del equipo de Gobierno, los representantes de los trabajadores y trabajadoras municipales han acordado por unanimidad no asistir a las mesas de negociación hasta en tanto no se aborden en ellas los graves problemas que afectan a la plantilla de este Ayuntamiento, y denunciar públicamente "la política arbitraria y errática" del departamento de personal del Ayuntamiento de Motril y solicitar la retirada de los aspectos no negociados de este punto del orden del día. En caso de no hacerlo, han solicitado a los grupos políticos de la oposición "que paralicen esta nueva actuación arbitraria votando contrariamente la propuesta en el Pleno de mañana día cinco".