Los salarios deben crecer por justicia social y por el bien de la economía de Granada

13/09/2017 |

En agosto de 2017, el IPC ha subido un 0,3% en Granada respecto al mes pasado, frente al ascenso del 0,1% en agosto de 2016. Los grupos de bienes y servicios que más han bajado respecto al mes pasado han sido Vestido y calzado (-0,8), y Alimentos y bebidas no alcohólicas  (-0,3) mientras que han aumentado sus precios en agostoOcio y cultura (1,1), Restaurantes y hoteles (0,9) y Transportes (0,8). Respecto a la variación anual, el IPC se sitúa en el 1,4%, mientras que para el mismo periodo pero en 2016 descendió un 0,1%. Destaca la subida de precios en Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (4,5), y Transporte (3) mientras que ha bajado el precio de Muebles, artículos del, hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar (-1,3) y Ocio y cultura (-1,3). Por otra parte, en lo que llevamos de año, el índice general ha descendido un 0,8% (similar al  descenso del mismo periodo del año pasado) siendo los productos que más se han encarecido Ocio y Cultura (3,3) y  Restaurantes y hoteles (3,1) y los que más han bajado sus precios, Vestido y calzado (-18,7), Muebles, artículos del hogar y artículos para el mantenimiento corriente del hogar (-1,2)y Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles (-1).

 

Ante los datos de IPC del mes de agosto correspondientes a nuestra provincia, Juan Francisco Martín, Secretario General de UGT Granada, opina que  se vuelve a poner de manifiesto uno de los graves problemas de nuestra economía, que está teniendo unos efectos tremendamente dañinos: con un valor interanual de 1,4%, los precios suben, pero los salarios no crecen, por lo que la mayoría de las familias siguen perdiendo poder de compra y tienen que tirar de sus ahorros para hacer frente a los gastos cotidianos. Una situación a su juicio insostenible, que está frenando la capacidad de crecimiento de la economía y del empleo, y que está empobreciendo a mayoría de la sociedad granadina.

 

UGT, informa el representante sindical, está desarrollando la campaña #PonteA100 para reivindicar salarios no inferiores a 1.000 euros, porque la realidad indica  que los sueldos no suben, a pesar de que las empresas pueden pagar salarios más elevados, más coherentes con la buena situación de sus negocios, pero no quieren. Y no lo hacen, ha dicho el ugetista, amparándose en el extraordinario poder discrecional que les ha concedido la reforma laboral que impuso este Gobierno en 2012, afirmando Martín (UGT),  que lo que pretenden es competir con mano de obra barata y precaria. Pero esta situación, opina, no es ni sostenible ni justa, y debe terminar. Por eso, señala la necesidad de que los convenios recojan aumentos salariales superiores al IPC (que se prevé que sea del 2% al finalizar el año), para que los trabajadores y las trabajadoras ganen poder de compra.


Además, considera que los salarios más bajos deben crecer más, para erradicar las situaciones de pobreza que ha provocado la degradación de las relaciones laborales derivadas de la aplicación de las últimas reformas laborales, y que ha favorecido una intensa devaluación salarial desde 2009. El máximo representante de UGT en nuestra provincia ha insistido en que hay que aprovechar la recuperación para acometer el necesario y reclamado cambio de modelo productivo, un modelo fundamentado en sectores más fuertes y estables, que generen más empleos y de mayor calidad en la provincia  de Granada.