Los trabajadores de Limdeco convocan huelga, para exigir el no perder derechos laborales con la anunciada municipalización

27/10/2017 |

Imagen noticia

Convocada por el Comité de Empresa, del que UGT forma parte, la asamblea de trabajadores de la empresa pública de limpieza viaria de Motril, Limdeco, ha decidido convocar una jornada de huelga, el próximo 7 de noviembre, como medida de presión para clarificar los detalles de la disolución de la empresa. Y es que existe gran incertidumbre entre la plantilla sobre colmo les va a afectar el proceso de "municipalización" del servicio de limpieza en Motril, ya que la empresa desparecerá y los empleados, aunque pasarán a ser considerados plantilla municipal, no saben a día de hoy si van a ver o no reconocidas todas sus condiciones laborales actuales, recogidas en el Convenio Colectivo vigente.  

Al menos así lo expresaron desde el Comité de Empresa  en la asamblea de trabajadores, que fueron explicando cómo será  el proceso de liquidación de Limdeco. A ellos les parece que se está haciendo demasiado rápido, y quieren muchos más datos antes de tirar para adelante.

Por ello, quieren que se retrase el pistoletazo de salida para la disolución de Limdeco, que tendrá lugar el mismo 7 de noviembre en un Pleno municipal, y la convocatoria de la junta que rige esta empresa pública. Dicen que el gobierno municipal ha afirmado que necesita hacer las cosas con agilidad, porque peligra la paga de Navidad, pero la plantilla exige de forma previa un informe de personal que les garantice que cobrarán lo mismo, que tendrán sus subidas salariales, sus pluses, que entrarán a formar parte de la plantilla como fijos, y que en el caso de una privatización de la limpieza, ellos estarían adscritos en el servicio, y por lo tanto seguirían trabajando.

Según apuntaron los representantes sindicales, desde el Ayuntamiento de Motril no se les han dado todos estos detalles, y piensan que las prisas no son buenas consejeras en este proceso, que les afectará en su vida laboral.

Para intentar frenar el comienzo oficial de la liquidación de Limdeco, los trabajadores han decidido hacer una jornada de huelga ese mismo día 7 de noviembre, para que el gobierno municipal sepa que quieren conocer sus nuevas condiciones como plantilla del Ayuntamiento.

Los representantes de los trabajadores consideran que sí existen culpables de la situación actual de Limdeco, son los representantes políticos que han gobernado el Ayuntamiento en sucesivas legislaturas, los que no sólo han generado la deuda de la empresa, que llegó a ser de 16 millones de euros, sino que  no han sabido sacar adelante un presupuesto para la empresa.