Los trabajadores de LIMDECO denuncian la agresión a un barrendero en Motril

18/06/2017 |

Un trabajador de LIMDECO, la empresa municipal de la limpieza de Motril (Granada) ha sufrido una agresión en las inmediaciones del Cuartel de Simancas, en una zona del municipio de la costa granadina que llevaba varios días sin limpiarse, según han denunciado el Comité de Empresa de Limdeco y  las Secciones Sindicales de UGT, CCOO, CSIF, CGT y SAT en dicha empresa, aclarando además que la plantilla desarrolla sus tareas donde y cuando les indica la  dirección de la misma y con los medios que se les proporcionan para ello.

El trabajador "se vio obligado a abandonar la zona al ver peligrar su integridad física" en este punto de la ciudad en que "la suciedad se acumulaba y los vecinos, tras informar de la situación a algunos representantes políticos del equipo de gobierno, se vieron obligados a realizar labores de limpieza"

"Esta situación no es más que la punta de un enorme iceberg que los trabajadores detectamos hace años, y que no ha parado de crecer ante el inmovilismo de las últimas corporaciones municipales", han señalado los representantes de los trabajadores en relación a lo que han considerado como "desmantelamiento de una empresa pública, que ha sido descapitalizada económica y humanamente, desprestigiada y descalificada por la mayoría de la clase política motrileña".

Tras la supuesta agresión, los trabajadores de Limdeco han aclarado que "limpiamos cuándo, dónde, y con los recursos que los distintos gobiernos municipales ponen a nuestra disposición".

Han hecho hincapié en que, "fruto de las políticas de recortes del Partido Popular, y el continuismo e inacción del actual equipo de gobierno", de PSOE y andalucistas, "la plantilla se ha visto reducida en más de un 30 por ciento --50 trabajadores menos-- a la vez que se ha ampliado la superficie a limpiar".

"No disponemos de maquinaria para realizar nuestro trabajo, y a todo esto, se le suma un sistema de organización del servicio caprichoso, organizado telefónicamente desde los despachos políticos", han señalado.

"En estas circunstancias, la calidad del servicio que prestamos, dista mucho de aquella que ofrecía esta empresa al inicio de su fundación" si bien "los responsables, no podemos ser la plantilla", ha agregado la nota en la que el comité de empresa de Limdeco confía en "devolver a esta empresa pública la calidad del servicio que merecen los motrileños".