Se consolida en Granada un modelo de empleo estacional y precario

02/06/2017 |

Imagen noticia

En Granada, en mayo de 2017, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 84.734 personas, 1.745 menos que el mes pasado (-2,02%),  y  hay  10.683 personas inscritas en paro menos que hace un año  (95.417) cuando descendió el desempleo en 2.794 personas. En el análisis por sectores, ha descendido en todos ellos, por este orden: servicios (-975), agricultura (-324) construcción (-276), industria (-144) colectivo de personas sin empleo anterior (-26).En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 47.578 contratos, 5.523 más que en el mismo mes del año 2016 (42.055), de los cuales, 45.854 han sido temporales, un 96,37%. Respecto a los contratos acumulados en lo que llevamos  de 2017 (225.022, 22.498 más que en el mismo periodo de 2016, cuando había 202.254) se han formalizado sólo 8.140 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 3,62% del total.

 

Tras conocer las cifras de desempleo del mes de mayo de 2017, Juan Fco. Martín, Secretario General de UGT Granada, considera quereflejan claramente el signo estacional del mes, ya que mayo es un mes en el que tradicionalmente se produce un descenso del desempleo por el comienzo del buen tiempo y la época en la que crece el turismo, se anima la actividad en la construcción, y comienzan las campañas agrícolas de temporada.

 

Aunque vemos un impacto positivo sobre el empleo, para el representante sindical este hecho no oculta las elevadas cifras de temporalidad, la rotación laboral en el empleo temporal y en el indefinido, y ascenso de la contratación parcial involuntaria, perfilando en nuestra provincia un mercado de trabajo de baja calidad, poco cualificado, con bajas remuneraciones y sin estabilidad en el empleo, basado en bajos costes laborales, con escasa incorporación de inversión en tecnologías e industria. Junto a ello, el ugetista recuerda el elevado volumen de desempleo estructural, de larga duración, sin derecho a prestaciones, y que limita la vuelta de muchos granadinos y granadinas al empleo.

 

Ante esto, UGT, indica el representante sindical, hace una apuesta decidida no sólo por la generación de empleo estable, sino por un proceso profundo de mejoras salariales, basadas en la negociacion colectiva, que haga no sólo que los trabajdores y trabajdoras no pierdan poder adquisitivo, sino que se recuperen los niveles de consumo de forma sostenible. Además, sin las políticas económicas y de empleo adecuadas, opina Martín (UGT), se va a seguir consolidando en Granada un modelo que conduce hacia un deterioro de la calidad del empleo y de la calidad de vida de la población.